Connect with us

Sweet Hoops

Los Playoffs 2018 en el Oeste: los Rockets están preparados para asaltar a los Warriors

Actualidad NBA

Los Playoffs 2018 en el Oeste: los Rockets están preparados para asaltar a los Warriors

Obviando los dos primeros clasificados, el resto del Oeste vive una igualdad máxima que se ha visto reflejada en los bailes de posiciones diarios que hemos visto en la tabla en las últimas semanas. Pero en unos playoffs, todo puede pasar.

La Conferencia Oeste nos dejó incertidumbre hasta el último segundo. Vivimos la clasificación de los Timberwolves en la última jornada en un agónico partido ante los Nuggets, que tuvo que decidirse en la prórroga. Los Blazers pudieron recuperar su tercera plaza también en el último momento en detrimento de unos Jazz que acabaron quintos, mientras que la victoria de los Pelicans ante los Spurs les dejó en sexta posición y envió a los texanos al séptimo puesto y un enfrentamiento ante los Warriors. Los Thunder, con muchas dudas durante toda la temporada, finalmente obtuvieron el premio de la cuarta plaza y logran una valiosa ventaja de campo en la igualada eliminatoria ante Ricky Rubio y sus flamantes Jazz.

En los últimos años hemos asistido a un dominio absoluto de Golden State en esta conferencia, habiendo ganado tres veces seguidas las finales para plantarse en la lucha por el anillo ante Cleveland. Esta temporada ha emergido con fuerza Houston, que ha alcanzado las 65 victorias en la regular season y están preparados para dar un salto cualitativo y plantar cara a la hegemonía de la Bahía. Obviando los dos primeros clasificados, el resto del Oeste vive una igualdad máxima que se ha visto reflejada en los bailes de posiciones diarios que hemos visto en la tabla en las últimas semanas. Pero en unos playoffs, todo puede pasar:

Houston Rockets (1) vs (8) Minnesota Timberwolves

Como hemos dicho antes, los Wolves lograron el ticket a playoffs en el último partido y en el último instante. El equipo de Thibodeau estaba diseñado desde el principio de temporada para lograr una cómoda clasificación, pero algunas lesiones, los cambios en el equipo y el bajo rendimiento de alguno de sus puntales, han hecho que sufran más de lo esperado, pero tras 14 largos años regresan a la lucha por el título. El castigo se llama Houston Rockets, una trituradora de principio a fin. Más de 1.000 triples en la temporada y primeros en rating ofensivo contando además con el principal candidato al MVP, un James Harden con 30,4 puntos y 8,8 asistencias por noche.

En cualquier caso, parece evidente que los Wolves tienen más armas que los Nuggets para poder hacer daño a un equipo tan letal como los texanos. D’Antoni ha dado con la tecla perfecta para diseñar un equipo campeón y la llegada de Chris Paul en verano, que generó algunas dudas por su compenetración con Harden, ha sido un absoluto acierto. A estas dos estrellas les orbitan jugadores con un rol muy marcado y desempeñado a las mil maravillas: Gordon como referencia ofensiva desde el banquillo, Tucker y Mbah a Moute como 3+D, Anderson como ejecutor en las esquinas, Capela como ancla defensiva en la zona y veteranos de lujo como: Green, Ariza, Joe Johnson o Nené. A última hora también se han reforzado en el puesto de base con Aaron Jackson, que podría contar con algunos minutos dando relevo a CP3.

Minnesota tiene una dependencia más palpable de sus grandes referencias como son Towns y Butler, que ha vuelto para rescatar al equipo en los últimos tres partidos. En un segundo escalón asoman Wiggins, que firmó una millonaria extensión y no ha rendido acorde a lo pagado y dos veteranos de lujo como Jeff Teague y Taj Gibson. Importante será el papel de Jamal Crawford, un especialista en partidos donde las pulsaciones van al límite, que tendrá que lidiar con casi todo el peso ofensivo de la segunda unidad, donde hombres como Bjelica, Tyus Jones, Dieng o incluso Rose, tendrán su relevancia a lo largo de una serie que los Wolves intentarán alargar al máximo.

Factor X

P.J. Tucker y Nemanja Bjelica: pegamento para sus equipos y más importantes de lo que reflejan los números. El de Houston ha acumulado 6,1 puntos y 5,6 rebotes y normalmente siempre se ha tenido que emparejar con la estrella rival, liberando a Harden a exponerse a un duelo defensivo que pudiese desgastarle para exhibir su arsenal en ataque. Tucker es un jugador versátil, pudiendo jugar por fuera siendo un lanzador de larga distancia respetable (37,1% en triples) y por dentro aprovechando su gran físico. El serbio de los Wolves por su parte, ejerce un rol vital para la segunda unidad de los Wolves con 6,8 puntos y 4,1 rebotes. Bjelica es un jugador inteligente en la pista, tomando siempre la decisión acertada sin arriesgar demasiado en ella y aunque no es tan buen defensor como puede ser Gibson ha mejorado enormemente en este apartado.

Pronóstico

4-1 para Houston Rockets.

Golden State Warriors (2) vs (7) San Antonio Spurs

En una temporada normal o ideada en la cabeza de alguien que no haya seguido demasiado este curso, la eliminatoria entre californianos y texanos podría ser perfectamente la Final de Conferencia tal como lo fue el año pasado, pero el destino (y otros factores) han hecho que la veamos mucho antes; en primera ronda. Ninguno de los dos equipos llega en su mejor momento y es probable que no veamos a sus principales estrellas en este duelo, al menos a Kawhi Leonard, que solo ha podido disputar 9 partidos y finalmente no volvió para los partidos finales como se suponía que podía hacer. La incertidumbre con su lesión es un tema preocupante en el seno de San Antonio, una franquicia que no está acostumbrada a sufrir tanto ruido mediático por temas de este estilo. Por los Warriors, la gran duda es Stephen Curry, que sufrió una lesión de tobillo hace algunas semanas y en principio se perderá esta 1ª ronda, al menos según Steve Kerr. Si nos guiamos por las palabras del propio Curry, a fin de cuentas el que mejor conoce su cuerpo, sí podríamos verle en algún encuentro de dicha serie y eso sería un factor totalmente desequilibrante para la eliminatoria.

Los Spurs no alcanzaron las 50 victorias por primera vez desde 1999 (se quedaron en 47) e incluso vieron en diversos momentos amenazada su plaza en estos playoffs. En el tramo final lograron decisivas victorias ante rivales directos que les devolvieron donde en realidad siempre han estado, en una lucha por el título que ahora está más lejos que en los últimos años, pero donde todavía está Popovich comandando una nave que no quiere oxidarse aún. Aldridge, con la baja de Kawhi, ha asumido los galones y se ha puesto el equipo a la espalda, con Pau Gasol complementándole en la zona a un nivel decente. La columna vertebral de los últimos años sigue rindiendo con Ginóbili, Parker, Mills o Green y se le ha añadido a Rudy Gay para ser un arma diferencial desde el banquillo.

Golden State tampoco está para tirar cohetes. Han acabado la regular season con 6 derrotas en los últimos 10 encuentros y muchas dudas en su juego, pero seguramente sea una tapadera para empezar a despertar a partir de ahora. Con los problemas de Curry al margen, Durant, Thompson y Green también han sufrido problemas físicos en las últimas semanas que les han hecho llegar a este punto del año en un punto bajo de rendimiento. Los Livingston, Iguodala o Pachulia seguirán siendo importantes en un rol muy específico, pero además, esta temporada hay que añadir tres elementos: Nick Young como agitador de la 2ª unidad, la potencia y físico de Jordan Bell y Quinn Cook, que ha firmado recientemente un contrato de dos temporadas con los Warriors y ha sustituido con buena nota a Curry en el quinteto.

Factor x

Manu Ginóbili y Nick Young: dos jugadores que compartirán puesto desde la segunda unidad y probablemente tengan la responsabilidad de desatascar en muchas ocasiones el juego trabado que puedan plantear dos equipos brillantes en defensa y táctica. El argentino ha rendido a gran nivel en varias fases de la temporada y todavía es un elemento diferencial sobre todo en la química y en la magia que genera; en playoffs siempre eleva sus prestaciones y se crece y esta temporada parece haber acabado a un nivel óptimo físicamente para dar otro último baile. Hasta que las piernas aguanten. A Young le van este tipo de partidos, su estilo alocado y desinhibido pueden venir bien ante equipos tan ordenados y serios como los Spurs. En 17 minutos por noche ha alcanzado los 7,3 puntos y si los problemas físicos aparecen de nuevo en los Warriors, su papel podría verse proporcionalmente agrandado.

Pronóstico

4-2 para Golden State Warriors.

Portland Trail Blazers (3) vs (6) New Orleans Pelicans

Una eliminatoria tan igualada como impredecible con dos equipos totalmente opuestos. Los Blazers han realizado una campaña espectacular alcanzando las 49 victorias con un juego vistoso y efectivo basado en el poderío de su backcourt. Los de Oregon pudieron defender su tercera plaza con una gran última victoria ante unos Jazz que la amenazaron hasta el último momento y el factor campo para un equipo como Portland y en una eliminatoria tan igualada, puede ser un factor clave. Los Pelicans han logrado el premio merecidamente, tras haberse sobrepuesto a la baja de Cousins gracias a un superlativo Davis que ha tenido que multiplicarse en muchas ocasiones.

Los Blazers suman 48,3 puntos gracias a su dúo exterior Lillard-McCollum, confirmándose como uno de los backcourts más temibles de la liga, si no el que más. En el juego interior y el encargado de “intentar” frenar a ‘La Ceja’ será un Jusuf Nurkic que, en su primera temporada completa con los Blazers, ha rendido a un nivel más que aceptable. Otro que tendrá un papel principal será Aminu, el arma defensiva del equipo tanto en el exterior como en el interior, pudiéndose adaptar a varias posiciones y sosteniendo al cuadro de Stotts cuando el tanteo se va a pocos puntos. Napier o Turner son los otros actores que tendrán más o menos minutos de importancia en una serie donde los Blazers lo fiaran todo a su núcleo duro con una rotación corta.

El quinteto de los Pelicans es tan pintoresco y a la vez tan efectivo que resulta inevitable nombrarlo. Jugando con dos bases puros como Rondo y Holiday y cediendo a un (normalmente) escolta como Moore al puesto de 3, la línea exterior de New Orleans reúne muchas de las virtudes que se les requiere a un equipo aspirante: organización, ritmo, lanzamiento exterior y defensa, cada uno especializado en lo suyo. Los dos puestos interiores son para jugadores que también pueden jugar por fuera, sobre todo un Mirotic que ha encajado a la perfección en el sistema de Gentry abriendo la pista y complementando de maravilla con Anthony Davis, legítimo candidato a MVP y capaz de decidir una eliminatoria él solo. 28,1 puntos, 11,1 rebotes y 2,6 tapones son los registros que deja AD en una campaña para enmarcar. En el banquillo ayudarán a la causa jugadores como: Ian Clark, Solomon Hill o Darius Miller; no tienen demasiado más.

Factor X

Terry Stotts y Rajon Rondo: el entrenador de los Blazers debe estar en la lista a ‘Mejor Entrenador del Año’ sí o sí. Son muchos los que defienden su candidatura y no les falta razón. Portland no tiene plantilla para ser terceros en una Conferencia tan dura como el Oeste y no solo han acabado en esa posición si no que además han aguantado la presión de equipos al alza en las últimas semanas que venían amenazando seriamente su puesto. Stotts ha creado una rotación mucho más efectiva que la utilizada en años anteriores y ha mejorado al binomio Lillard-McCollum elevándoles hasta la excelencia y dándoles total libertad para desarrollar un juego que les viene como anillo al dedo. El base de los Pelicans ha sorprendido de nuevo con un año a gran nivel: 8,3 puntos y 8,2 asistencias por noche son guarismos más que decentes para un jugador que algunos ya dilapidaban no hace tanto. Los playoffs suelen ser su hábitat natural, allí dio un recital la temporada pasada con los Bulls antes de caer lesionado y permitir la remontada de los Celtics cuando vencían 2-0 con 11,5 puntos, 8,5 rebotes y 10 asistencias. Los Pelicans también se encomiendan a su defensa exterior para intentar minimizar los daños causados por ‘Dame’.

Pronóstico

4-2 para Portland Trail Blazers.

Oklahoma City Thunder (4) vs (5) Utah Jazz

Los Thunder han llegado al cuarto puesto sin esforzarse lo más mínimo, o al menos, eso es lo que parece. El premio es mucho mayor de lo mostrado en la cancha, pero, ¿y si son los verdaderos tapados de la Conferencia? Nunca se podrá dilapidar a un equipo que cuenta con Westbrook, Paul George, Anthony y Adams en sus filas, porque si con el freno de mano echado y con todas las críticas recibidas han llegado a los 48 triunfos, ahora sin presión y con ganas de cerrar bocas, pueden ser realmente peligrosos. Enfrente tendrán a unos Jazz que llegan con la mejor racha del Oeste en los últimos meses (29-6 desde el 24 de enero) y que aspiraron hasta la última jornada al tercer puesto, al final una derrota con los Blazers les colocó quintos y sin ni siquiera el premio de un factor cancha que hubiese sido fundamental.

Westbrook ha promediado, sin hacer ruido, otro triple doble esta temporada, siendo la segunda consecutiva donde lo logra y el primero en la historia en realizar tal hazaña. Su campaña ha pasado más desapercibida que la anterior pero ha sido igualmente monstruosa y a su lado ha sumado a un Paul George que ha ido creciendo en importancia con el paso del tiempo. Seguramente de esta serie dependa en gran medida el futuro del ex de los Pacers, pues una eliminación a las primeras de cambio podría suponer un adiós prematuro. ‘Melo’ Anthony, pese a no haber realizado ni mucho menos una buena temporada, tiene ganas de demostrar en playoffs que todavía puede ser un jugador decisivo en un equipo competitivo. La defensa de Adams y el acierto en ataque de Brewer o Abrines serán otro de los elementos a tener en cuenta en esta larga serie.

Utah llega con la moral por las nubes y con un bloque de jugadores tremendamente sólido. Seguramente a principio de campaña no esperaban estar en esta situación tan positiva, aunque visto el increíble arreón en final es posible que la quinta plaza les sepa a poco. El quinteto inamovible y que recitan de memoria en cada rincón de Salt Lake City: Ricky, Mitchell, Ingles, Favors y Gobert es un cinco ultra compensado y perfectamente coordinado y trabajado hasta el límite por Quin Snyder, otro de los candidatos a ser entrenador del año. La irrupción de Mitchell, que es el primer rookie desde Carmelo en liderar a un equipo de playoffs en puntos por partido, ha sido la mayor sorpresa de la temporada; igual que la evolución ofensiva de Ricky y la polivalencia exhibida por un Ingles que debe estar entre los nombres al jugador más mejorado. La adquisición para el banquillo de Crowder o Royce O’Neale, más la recuperación de Exum, le da a la segunda unidad de los Jazz un sinfín de soluciones.

Factor X

La defensa partiendo de Steven Adams y Rudy Gobert: ambos equipos se encuentran en el top-10 en defensive rating de la liga, Utah 2º y Oklahoma 10º y en gran parte es gracias a los jugadores que ocupan la zona. Los dos pívots son el ancla defensiva de sus equipos y sobre todo Gobert, que debería ser con toda justicia el ‘Mejor defensor’ de la temporada, ha aportado un cambio radical a los de Snyder desde su regreso de lesión. Los Jazz ahora son el 2º equipo que menos puntos concede en segundas oportunidades (10,9), el que menos permite al contraataque (9,5) y el 2º que menos permite en la pintura (41,8). Los Thunder por su parte son el equipo que más balones recupera (9,1) y el 2º que menos puntos concede tras pérdida (14,3). Saltarán chispas con este enfrentamiento entre dos de los interiores más rocosos de la NBA.

Pronóstico

4-3 para Utah Jazz.

Continue Reading

Estudiante de Periodismo Deportivo. Editor de SweetHoops.com. Puedes escucharme en Banana Boat Podcast.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Actualidad NBA

Advertisement

Lo Más Visto

Advertisement

Si te ha gustado…

Sweet Hoops se mantiene gracias a sus lectores. Si te ha gustado este artículo y puedes, ayuda a mantener este sitio donando por PayPal. Gracias!





To Top