Connect with us

Sweet Hoops

Los Playoffs 2018 en el Este: ¿nuevos escenarios o remontada de ‘El Rey’?

Artículos NBA

Los Playoffs 2018 en el Este: ¿nuevos escenarios o remontada de ‘El Rey’?

Cleveland llega a los Playoffs como una de las peores defensas de la liga y cuartos en la clasificación. Enfrente Raptors como líderes, Sixers como fuerza joven y unos Celtics cargados de bajas pero de orgullo quieren que LeBron no firme una nueva Final. ¿Habrá sorpresas? Quizá el Este se preste más para esto que el Oeste, así que mejor no quitarle ojo.

De acuerdo, durante las últimas semanas, y como en los últimos años, el Oeste ha copado la atención. El Este parece para alguien que no siga al pie la NBA un lugar plagado de equipos que alguna vez ganan a LeBron y sus Cavs para que después estos les ganen. Pero este año algo ha cambiado también en el Atlántico.

Tanto el acceso a Playoffs (+2 victorias) como el liderato (+6) se ha encarecido con respecto al año pasado. Los Cavaliers han sido una de las peores defensas de la liga y un auténtico baile de jugadores durante todo el curso, y si algo tiene este Este en comparación con el Oeste, es que nos da unos roles muy definidos que hacen que las sorpresas que puedan darse sean más gratas que en la otra costa, donde más allá de la superioridad a priori de Rockets y Warriors cualquiera puede ganar a cualquiera.

CONSULTA AQUÍ EL CUADRO Y HORARIOS DE LOS PLAYOFFS 2018

Desde el liderato norteño de los Raptors, seguidos por los dañados pero más orgullosos que nunca Celtics, el proceso casi consumado de los Sixers, el Rey LeBron que pretende la remontada, hasta los Pacers; el equipo revelación, los chicos duros de Miami, los talentosos e impredecibles Bucks o los Wizards, quizá uno de los equipos más decepcionantes del curso. Todos los roles en el Este están asignados. Y ahora que ya sabemos los papeles, veamos cómo se desarrolla la función.

Toronto Raptors (1) vs (8) Washington Wizards

Dos equipos con dos dinámicas completamente distintas este curso. A pesar de que sus enfrentamientos en temporada regular dan lugar a un empate (2-2), por posición, sensaciones, y cambio, los Raptors parten como irremediables favoritos.

Y todo ello a pesar de que los Wizards quizá sean uno de los equipos más correosos en los que se podría pensar a priori, pero este año no. Lastrados por la lesión de Wall en el último tramo de temporada, para que por la capital tampoco acaba de reinar el mejor ambiente entre sus dos espadas, y en especial entre el base y Marcin Gortat. Han conseguido seis victorias menos que el año pasado. También han pasado de ser el noveno mejor ataque en offensive rating el año pasado al 14º este curso. Eso sí, hay que tener en cuenta el crecimiento que pueda tener Wall en Playoffs, un jugador que siempre se crece, aumentando el año pasado en cuatro puntos por partidos durante la postemporada.

Por su parte Toronto, flamante líder del Este por primera vez en su historia, ha llegado a este punto cambiando de forma plausible su juego. Son el sexto equipo que más asiste después de que el año pasado fueran los que menos lo hacían. Han pasado de ser el octavo equipo que menos tiraba de tres al ser el tercero que más lo hace con 33. Son detalles que permite ver la estadística avanzada y que demuestran cómo Casey ha cambiado al equipo este curso. En ello tiene mucho que ver DeRozan, que se ha animado a lanzar desde larga distancia, pero sobre todo un banquillo formado por VanVleet, Poelt o Siakam que es el que tiene mejor +/- de la liga.

Factor X

La primera prueba de DeRozan y Lowry: Como comentábamos en este artículo, hay un dato clarividente sobre las últimas temporadas recientes de Toronto en Playoffs. Hay 57 jugadores en activo que han lanzado al menos 500 veces a canasta en postemporada en sus carreras. De ellos, Lowry y DeRozan tienen el tercer y cuarto peor porcentaje de lanzamiento, solo por detrás de Lou Williams y Jamal Crawford, dos lanzadores compulsivos. Es decir, que los argumentos de los que dicen que las dos estrellas de los canadienses no responden en postemporada tienen su parte de razón. Los Wizards ya les barrieron hace 3 años con un 4-0 en primera ronda. Pero como decimos, estos Raptors no tienen nada que ver con los del año pasado, ni con los de hace tres.

Pronóstico: 4-1 para Raptors

Boston Celtics (2) vs (7) Milwaukee Bucks

Sin Irving, sin Hayward, con Smart tocado… Estos Boston Celtics parecen mirar ya hacia 2019, pero que nadie les quite un pedazo de crédito. Son la mejor defensa de la liga y Stevens ha conseguido forman un conjunto donde cualquier jugador puede anotar. Más allá de Tatum y Jaylen Brown, o por supuesto Horford, Rozier o los buenos partidos del gemelo bueno de los Morris son un buen ejemplo.

Los Bucks por su parte llegan a la cita después de una campaña inestable. Cortada la cabeza de Jason Kidd, para muchos aún sin demasiada paciencia, el equipo, cargado de talento y juventud, tiene lagunas por todas partes. Prueba de ello es que cuentan con el séptimo mejor ataque pero la decimoséptima peor defensa. Eso sí, no cabe duda de que tienen al mejor jugador de la eliminatoria: Giannis Antetokounmpo.

Factor X

Los entrenadores y Khris Middleton: Dibujar una eliminatoria desde la perspectiva de uno de los mejores entrenadores de la liga como es Stevens contra un interino como Joe Prunty sin pensar que el primero se va a comer al segundo es cuanto menos complicado. Sin embargo la carga pura de talento parece estar de parte del barco de los Bucks. Más allá de Giannis, Bledsoe, o lo que pueda aportar el recuperado Jabari Parker, emerge la figura de Middleton, uno de los jugadores más infravalorados de la liga. Promedia 20 puntos por encuentro, 5 rebotes y 4 asistencias. Números más que suficiente para valorar el arsenal con el que cuentan estos Bucks teniendo en cuenta que su nombre no suele salir como referencia del equipo.

Pronóstico: 4-2 para Boston

Philadelphia 76ers (3) vs (6) Miami Heat

El futuro (y presente) del Este contra unos gladiadores. Solo de esta última forma se puede definir al equipo dirigido desde las oficinas por Pat Riley y de forma magistral (y eso que le cayeron varios palos en la época de LeBron) por Spoelstra en los banquillos.

Los Heat han conseguido llegar a los Playoffs tras engarzar temporada y media a un altísimo nivel. Se puso en duda la llegada de Olynyk, y el jugador ha respondido. Se comentó su overbooking en el puesto de escolta, y han explotado a la perfección a jugadores como Josh Richardosn, Wayne Ellington, Rodney McGruder desde la defensa, y por supuesto los galones que ha aportado Dywane Wade. Si Waiters no se hubiera lesionado, también habría encontrado hueco. Son la séptima mejor defensa, el sexto equipo que mejor rebotea en defensa, y damos por hecho que el equipo que más kilómetros recorre en la cancha. Goran Dragic es solo el embajador de un equipo que funciona solo.

Pero enfrente tendrán a uno de los equipos más en forma de final de temporada. Los Sixers llegan a Playoffs con 16 victorias seguidas, liderados por un Ben Simmons que han marcado una época como rookie a ritmo de triple-doble. Joel Embiid, la sonrisa de este proceso y su ancla en defensa tras solo dos años en la liga, puede perderse algunos partidos… pero es que esta racha ya la han conseguido con la mayoría de partidos con el camerunés fuera. Si decimos que estos Sixers han pasado de ser la decimoséptima mejor defensa de la liga a la tercera este curso, son palabras suficientes.

Factor X

Los veteranos de Philly y Wade: A este talento joven de los Sixers al que además llega Markelle Fultz, que parece que aportará desde el banquillo, se suman J.J. Redick y, de forma más reciente, Belinelli e Ilyasova. Los dos jugadores llegados en el tramo final de la campaña han dado más empaque al equipo. El italiano aporta desde el triple, el turco sirve para dar descanso a Saric y Embiid y ha tapado el hueco desde la banca que no habían conseguido solucionar con la llegada de Booker. ‘The Process’, es ahora una mezcla perfecta de juventud y veteranía más que necesaria para andar en Playoffs. Por su parte, mentiríamos si no dijéramos que queremos ver al menos un partido más ganado en los últimos minutos solo gracias a la magia de Wade. El hombre que debería ser alcalde de Miami regresó al equipo casi a cambio de nada buscando cesar de la mejor forma posible su relación con los Cavs, y el baloncesto le debe un último step-back ganador.

Pronóstico: 4-1 para Sixers

Cleveland Cavaliers (4) vs (5) Indiana Pacers

Mala estampa para Indiana lo de ser uno de los equipos revelación y más agradecidos de ver esta temporada y cruzarse a las primeras de cambio con LeBron.

Los Cavs cambiaron a mitad de curso su equipo de forma completa pero pese a esto sigue siendo un bloque marcado por sus deficiencias en defensa. Son el octavo equipo con peor defensive rating, solo superados por los Wolves como conjunto de Playoffs. Si a ello sumamos las idas y venidas que ha tenido en regular season Kevin Love, la desaparición en combate de Tristan Thompson, y las dudas que han dejado algunos de sus refuerzos, el panorama no es bueno a prori para Cleveland.

Pero hay dos palabras que cambian siempre la película en Ohio, y en especial en la mente de LeBron: son Playoffs. LeBron, que ha realizado la que puede que sea su mejor temporada en lo individual, superando a Jordan en varios récords y siendo para muchos el MVP honorífico de la temporada, redobla sus esfuerzos en estas fechas, lo que empieza por defender con verdadera intensidad (y eso que nunca se puede decir que LeBron pase un partido sin defender).

Frente a ellos estarán los chicos simpáticos del Este. Indiana ha resurgido del traspaso de Paul George de una forma inusitada gracias a un nombre propio: Víctor Oladipo, jugador más mejorado del curso hasta el nivel All-Star. A su lado están Turner, un Sabonis cada vez más hecho y veteranos como Thad Young o estoy-loco-pero-en-realidad-sé-lo-que-hago Stepehnson. Los Pacers son uno de los equipos que menos tiran de tres de la liga. Juegan juntos, crecen juntos, y son felices juntos. Y eso también es un arma. A lo Hoosiers.

Factor X

Roodney Hood y el soplido en la oreja de Stephenson: Sin Irving, LeBron nada escaso de jugadores que puedan aportar puntos y desequilibrio desde el perímetro. No dudamos de la calidad de Love, pero un proyecto ganador necesitar un pilar más. Ahí el perfil del ex de Utah quizá sea el que más se asemeje. Si Hood da un 90% de su mejor versión, la que vimos el curso pasado, Cleveland tendrá sobre todo un jugador en el que confiar algunas posesiones y dar descanso al Rey. En Indiana por su parte se debe tener en cuenta todos los intangibles de la franquicia, su arraigo, fuerza y la labor de grupo que pueda tener el equipo para desestabilizar a unos Cavs que han estado en la cuerda floja más de lo necesario. El soplido de Stephenson hace tres años, quizá sea la mejor representación de todo esto.

Pronóstico: 4-2 para Cleveland

Continue Reading

Escribo mucho y soy de Zaragoza. Director de Sweet Hoops.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Artículos NBA

Advertisement

Lo Más Visto

Advertisement

Si te ha gustado…

Sweet Hoops se mantiene gracias a sus lectores. Si te ha gustado este artículo y puedes, ayuda a mantener este sitio donando por PayPal. Gracias!





To Top