Síguenos

Sweet Hoops

Recordando a Fat Lever, el maestro del triple doble olvidado

Artículos NBA

Recordando a Fat Lever, el maestro del triple doble olvidado

Fat Lever fue una de las sensaciones de los 80. Triples dobles, una cantidad de rebotes sin igual para su posición y unos Nuggets que sorprendían al ritmo del base-escolta de Arkansas. Un extenso repaso a una gran carrera.

La NBA es una liga donde jugadores fantásticos se quedan pegados en tu memoria por mucho tiempo y que difícilmente olvidarás. Al igual que pasa esto, también pasará lo contrario, grandes jugadores y equipos que no se han quedado en los libros de historia de esta gran liga. Ya hemos hablado de los Denver Nuggets y su continuo olvido por los fans de la NBA, así como de sus principales estrellas. Este es el caso Lafayette Lever, más conocido como ‘Fat’ Lever, uno de los grandes olvidados de los 80.

Nació en 1960 en Arkansas, en una familia modesta. Comenzó a destacar en el baloncesto cuando entró en la universidad de Arizona State para los Devils. Junto con Byron Scott, formó un dúo de guards conocido por todo el estado. Este último se marcharía en 1983 para firmar con los San Diego Clippers. Lever, en su etapa universitaria, jugó 4 años en los Devils, alcanzando el tercer puesto en el ranking de mejores equipos de la nación, su máxima clasificación en toda su historia. En su última temporada, en el curso 1981-982, promediaría 16.3 puntos, 3.9 asistencias y 5.4 rebotes, con un 45% en tiros de campo y 82% desde la línea de tiros libres, un hecho muy meritorio, pues su cantidad de lanzamientos efectuados aumentó 4 veces sus números desde su primer año.

Ya consolidado como un prospecto preparado para la NBA, es elegido en el draft de 1982 en la undécima posición por los Portland Trail Blazers. Su estadía en Oregón sería corta y poco fructífera: tan solo 2 temporadas en las que aportó 8.8 puntos, 5 asistencias , 2.7 rebotes y 1.8 robos por noche. En 1984, los Blazers lo mandaban a los Denver Nuggets, donde comenzaría su etapa dorada.

Denver Nuggets, un equipo disfrutón también en los 80

Su primer año en Denver sería un completo éxito: 12.8 puntos por partido, acompañados de 5 rebotes y 7.5 asistencias en un equipo que terminó 52-30, liderados por Alex English y Calvin Natt. Fue tan grande el rendimiento en ataque de estos Nuggets que llegaron al primer puesto del ranking de puntos por partido en toda la liga. Su primera experiencia en playoffs en Denver llegó lejos, alcanzando las finales de conferencia, en las cuales caerían eliminados contra los Lakers de Magic Johnson por 1-4.

En la próxima campaña, Lever comienza a mostrar signos de su potencial, aumentando sus puntos a 13.8, al igual que un English que, en su mejor momento, promedia 29.8 puntos por encuentro, una cifra que sostiene al equipo en 47 victorias, debido a que Natt sufre un descenso de sus prestaciones. Su bajada corresponde al bajón del ataque de los Nuggets, lo que propició que cayeran eliminados en las semifinales de conferencia contra Houston por 2-4.

Denver Nuggets: El arte de ser constantemente infravalorado

El punto de inflexión en la carrera de Lever fue la temporada 1986-1987, en la que la bajada de sus compañeros obliga al base de Arkansas a aumentar su producción en atque, llegando a 18.9 puntos, 2.5 robos, 9 rebotes y 8 asistencias, dando ya señas de sus habilidades reboteadoras. Llamó a las puertas del All Star Game, pero finalmente se quedó fuera.

A pesar de un inconmensurable English, con 28 puntos de media, el bajón del equipo es continuo y descienden su récord de 47-35 a 37-45, entrando por los pelos a playoffs, donde quedarían eliminados a primeras de cambio por 0-3 contra los Lakers. Natt siguió en su extremadamente pronunciada decadencia, promediando tan solo 10 puntos, cuando tan solo 2 años atrás llegaba a los 23.3. Por primera vez en su carrera, el win shares de Lever supera al de la estrella de los Nuggets, English, lo que indicaba que se estaba dando un paso de antorcha en Colorado. En esa misma temporada consiguió entrar por primera y única vez en su carrera en el All NBA Team después de firmar algunos de sus primeros triples-dobles.

Su carrera finalizó con 48 triples-dobles: el octavo jugador con más actuaciones de este tipo de toda la historia

La siguiente temporada estuvo marcada por un balance positivo en cuanto a su récord, de 54 victorias y tan solo 28 derrotas, en una temporada en la que la aportación de jugadores como Jay Vincent, Michael Adams, Danny Schayes o Blair Rasmussen, todos por encima de la docena de puntos, sumados a los 25 de English y los 19 de Lever hacen al equipo una auténtica arma destructiva en ataque. Lever, que ya había mostrado un nivel defensivo tremendo, llega a un máximo de carrera de 2.7 robos por partido, lo que le ayudó a lograr su inclusión en el segundo mejor equipo defensivo de la liga. Además, llegó a su tope de win shares en su carrera: 10.8 victorias directas aportaron sus acciones en ámbos lados de la pista. Su suerte, sin embargo, no cambió el la post-temporada, pues caen en semifinales de conferencia contra Dallas Mavericks. Fat Lever, por primera vez en su carrera, es llamado al All Star Game, siendo por fin un base reconocido nacionalmente.

Solo hay 3 jugadores que hayan promediado los mismos o más números que él en la campaña 88-89 sumando puntos, rebotes y asistencias: Westbrook en su año MVP, Wilt Chamberlain en 1968 y Oscar Robertson en cuatro campañas

En la temporada 1988-1989, el descenso de las prestaciones de Vincent y Rasmussen provoca que los Nuggets tengan un descenso de 10 victorias, a pesar de que English, pese a su ya avanzada edad, aportara 26.5 puntos y que Lever promediara máximos: 19.8 puntos, 7.9 asistencias y 9.3 rebotes, con 2.7 robos y 9.2 de win shares. A todos estos imprevistos se le sumaba el espectacular deterioro de Calvin Natt, que ahora tan solo aportaba 4.7 puntos. Su aventura en playoffs acabaría pronto, cayendo 0-3 contra los Phoenix Suns. A nivel personal, Lafayette tuvo su mejor temporada en su carrera, pero increíblemente no es llamado para el All Star Game, cuando el año pasado fue llamado con peores números.

Una decadencia temprana marcada por las lesiones

Su etapa en Denver estaba acabando y en 1989-1990 jugó su última temporada con la camiseta de los de Colorado. En esta campaña, se intuye ya la decadencia del nativo de Arkansas, a sus tempranos 29 años, pero ya limitado por un cuerpo que, desde que entró en la NBA, jugó casi todos los partidos durante todos estos años. A esto había que sumarle los 36 años de English, quien estaba al borde del retiro. Con un récord de 43-39, los Nuggets se clasifican a playoffs para caer de nuevo en primera ronda por 0-3, esta vez contra los Spurs. En lo personal, cerró su etapa con los Nuggets con 18.3 puntos, 9.3 rebotes y 6.5 asistencias, siendo convocado a su segundo partido de las estrellas en sexta temporada en loss Nuggets.

Los Denver Nuggets se habían dado cuenta que estaban al mando de un proyecto estancado, con su estrella principal casi en el retiro y a su segunda espada a punto de caer en el precipicio de su bajón. Al ver esta situación, deciden prescindir de ámbos, mandando a Lever a los Dallas Mavericks a cambio de la novena elección de ese año (que, junto con su decimoquinta elección, eran mandadas a Miami a cambio de la tercera elección, con la que escogen a Chris Jackson, más conocido como Mahmoud Abdul-Rauf) y su elección de primera ronda del draft de 1991.

Mahmoud Abdul-Rauf, la estrella apagada de la NBA

Tratando de demostrar a los demás que aún le quedaban algunos años a buen nivel, se mostró a si mismo que su cuerpo no podía aguantar el ritmo que llevó en el pasado Lever. Tan solo jugó 31 partidos en su primera campaña en Texas, acompañado de su antiguo compañero English. Una temporada desastrosa para los Mavs, con un 22-60, un récord que ni Stackhouse ni Derek Harper pudieron salvar. Fueron vigésimo sextos en ataque y defensa en toda la liga. Lever tampoco mejoró la situación, con sus 11.2 puntos, 5.2 rebotes y 3.5 asistencias. Se veía que Lafayette solo estaba a gusto en las alturas del Pepsi Center, pues las lesiones le impidieron jugar en toda su segunda campaña con los Mavs, dejándole claro que esto tenía que tener un final pronto. Sería la temporada 1993-1994 la última de su corta pero laureada carrera. En esta el equipo solo ganó 17 partidos y Lever promediió 6.9 puntos, 3.5 rebotes y 2.6 asistencias para despedirse oficialmente de la NBA.

Lever es considerado uno de los mejores jugadores de los ochenta y una referencia en cuanto al arte de los triples dobles. Actualmente, trabaja como director de la progresión de los jugadores de Sacramento Kings, así como comentarista en partidos de la radio de Sacramento. Hace aproximadamente, concedió una breve entrevista al programa televisivo sobre la NBA The Starters. Esta entrevista, realizada el 8 de febrero de 2017, trató distintos puntos, como el candente tema del posible triple doble de Russell Westbrook de promedio, a lo que Lever aportó su opinión: “Nunca pensé que nadie pudiera repetir los números de Oscar Robertson. Le doy mucho mérito, pues él (Westbrook) no hace 10-10-10, que ya es mucho, sino que hace partidos con 30,40 e incluso 50 puntos. Es una locura, pero me alegro, porque rememora los viejos tiempos de la NBA con un juego más duro”

A raíz de esto se le preguntó sobre los triples dobles y si él se fijaba en el medio de los partidos que estadísticas tenía: “No, nunca. No me fijaba en ningún momento en mis números. Hoy en día, las tecnologías mantienen más informado al jugador, pero en mi época no.” Los propios entrevistadores tenían curiosidad por la inusual capácidad reboteadora de Lever, que afirmó: “Para hablar de esto, hay que echar la vista atrás hasta mi época universitaria. Allí no teníamos ningún jugador alto, por lo que no jugábamos por posiciones, sino por funciones. El entrenador me decía que yo tenía que jugar de base y encargarme de los rebotes.”

Las lesiones marcaron su carrera y, de haber sido otra su suerte, quizá su carrera habría sido más exitosa. En la actual NBA, un tema candente es el debate de si se deberían permitir los descansos de los jugadores, saltándose partidos. El ex jugador se puso de parte de su defensa, argumentando:

“En las finales de conferencia, estaba jugando a mi máxima capacidad contra los Lakers de Magic. En una jugada, se me acercó y me preguntó que cuanto iba a durar. Y tuvo razón, pues mi cuerpo no dio más de sí a partir de mi salida de Denver. Ciertos jugadores hacen un esfuerzo tremendo y tienen un cuerpo limitado. Claro que creo que el descanso debería ser algo generalizado. Popovich es un genio, un maestro en este tema.” También, aprovechando el tema de Magic y que vivió en una época dorada del baloncesto, le preguntaron cual fue su rival más duro, a lo que señaló contundentemente: “Isiah Thomas, sin duda, por su forma de jugar, su energía y su mentalidad”.

Su carrera fue una de las más completas y exitosas de un jugador que vistiera la elástica de los Nuggets, donde es un icono con mucho reconocimiento en la franquicia, tanto es así que hace poco, el 2 de diciembre de 2017, su camiseta con el dorsal 12 fue retirado en el Pepsi Center, en un partido que ganaron los Nuggets 115-100.

Un atracón de números imposibles

Sus números con esta camiseta impresionan y a la vez asustan, pues solo estuvo 6 años, pero que le dieron para lo siguiente: promediar 17 puntos, 7.6 rebotes y 7.5 asistencias, con un 45% en tiros de campo (13.9, 6 y 6.2 en su promedio de carrera), aportando 48 victorias según su win share, uno de los mayores de la franquicia, séptimo con más minutos, séptimo con más tiros anotados, noveno en rebotes ofensivos y totales, segundo en asistencias, primero en robos, séptimo en win shares, séptimo en puntos, octavo en triples-dobles conseguidos en toda la NBA, uno de los tres en hacer 15-15-15 en playoffs, siendo los otros dos Jason Kidd y Wilt Chamberlain, 2 veces All Star, 1 vez All NBA Team, 1 vez All NBA Defensive Team… Sobran los números para describir a uno de los jugadores que más han marcado a esta franquicia, donde tanto directiva, jugadores y aficionados guardan profundo respeto a la par que admiración para uno de los jugadores olvidados de la NBA.

Sigue leyendo

Fan de los Celtics desde la época de Pierce, escribo como hobbie.

Comentarios

Más en Artículos NBA

¡Esto es publi!

Lo Más Visto

¡Esto es publi!

Si te ha gustado…

Sweet Hoops se mantiene gracias a sus lectores. Si te ha gustado este artículo y puedes, ayuda a mantener este sitio donando por PayPal. Gracias!





Arriba