Síguenos

Sweet Hoops

Por qué voy con los Warriors en estas Finales

Opinión NBA

Por qué voy con los Warriors en estas Finales

Es una postura rara a la vez que discutida, pero en estas Finales de la NBA iré con los Warriors. Desde que Durant puso pie en Oakland y estampó su firma en el contrato que le vinculaba con los Warriors, han sido los villanos, los rivales a batir. Ya el año pasado, tras una temporada regular más relajada para cargar pilas para la post-temporada, destrozaron al resto de aspirantes con un impactante 16-1 en los Playoffs. Es decir, que entre la primera ronda, la segunda, las Finales de Conferencia y las Finales perdieron un solo partido contra los Cavaliers. Estremecedor y a la vez admirable cómo funcionaba la apisonadora de La Bahía.

Wikimedia Commons

Porque han discurrido por el camino más duro: Y este año las cosas no han sido tan distintas como uno cabía esperar, puesto que, aunque perdieran más partidos y se vieran forzados a jugar un séptimo partido en Houston, se han vuelto a plantar en las Finales. Con un récord de 12-5, les ha llevado 5 partidos más llegar a la disputa del anillo  y, hasta ahora, no han ganado ninguna eliminatoria por 4-0 pero fijándonos en los rivales, su camino ha sido más complicado este año que el anterior. En primera ronda, 4-1 frente a unos Spurs sin Kawhi, como el año pasado, pero sin poder contar con Curry. Segunda ronda, 4-1 contra los Pelicans, que desplegaron todas sus sorpresas sin Cousins y un Anthony Davis que, jugando a nivel MVP, había eliminado a los Blazers 0-4.

Por último, han ganado en 7 partidos a los Rockets, un equipo que, por estadísticas, había sido el mejor este año.  Y sí, no pudieron contar con Chris Paul ni en el sexto ni el el séptimo partido, pero tampoco los Warriors contaron con Iguodala la gran parte de la serie, impidiéndoles poner su quinteto de small ball. Indudablemente, Cleveland no ha tenido un camino de rosas hasta llegar a las grandes finales, pero a los Pacers le faltan piezas, a los Raptors una mentalidad ganadora y a los Celtics sus dos mejores jugadores, y aún así tuvieron que jugar 2 séptimos partidos. Si no fuera por LeBron, Cleveland no se acercaría a las Finales.

Porque la victoria sobre Rockets tiene especial mérito: pues el equipo de Houston estaba hecho medida para combatir a los Warriors, construyendo un equipo con el mismo molde que utilizó Kerr: defensa y triples. Y la fórmula les salió bien, pues consiguieron poner contra la cuerdas a los Warriors y quitarles el título de invencibles pero, aún así, no consiguieron eliminarlos. Y sino lo ha hecho un equipo hecho desde los cimientos a su imagen y semejanza, con un esquema de juego en ataque idílico, con el casi seguro MVP de la campaña, uno de los mejores organizadores de nuestra época y un roster plagado de veteranos dispuestos a morir en batalla, ¿quién lo hará?

Es cierto que Paul no  estuvo en los últimos partidos, pero Iguodala tampoco jugó desde el tercer partido y sí, la importancia de CP3 es mayor que la de Iggy, pero en ambos casos significó salir sin su quinteto de gala, y eso le pasó en 4 partidos a Kerr; a D’Antoni, en 2.

Porque han llegado hasta aquí sin Iggy: Sin embargo, el rol de Iguodala se tiende a infravalorar porque no es una bestia estadística, pero ningún jugador, fuera de los “4 fantásticos”, aporta lo que él sí puede aportar: garra, experiencia y, sobre todo, defensa. Con sus habilidades y aprovechando que Durant puede defender a ala pívots por su envergadura, el trabajo de Iguodala es parar a aleros o escoltas rivales, abarcando estas dos posiciones el 97% de las veces. Cuando él está en cancha, los Warriors tiene un +/- de 11.1 y permite dar descanso tanto a Klay como a Durant. Sin él, no solo el juego es menos veloz y dinámico, sino que la carga de minutos en las estrellas es mayor, lo que a la larga pasa factura.

Porque KD merece seguir sumando: Otra de las razones por las que voy con los Warriors es que soy un gran fan de Kevin Durant, un deporte de riesgo en esta época si lo dices públicamente. Y para que negar lo evidente, entiendo las críticas, hasta cierto punto. Se puede decir de él si se quiere que es un traidor, un desagradecido, mal compañero y peor persona por unirse al mismo equipo que lo eliminó en las Finales de Conferencia hace dos años. Es decir, se le critica por tomar una decisión que, al menos, la mitad de nosotros hubiera tomado también. No voy a defender lo indefendible, tomó el camino fácil, pero también el que le permitirá ser campeón más de una vez de manera casi segura.

Pero eso no influye en un hecho prácticamente irrefutable: Durant es el segundo mejor jugador del  mundo. No solo es el jugador con mejor arsenal ofensivo en la NBA, pues combina juego interior, de media y de larga distancia mejor que ningún otro jugador, sino que su faceta defensiva está siendo, de una vez por todas, abalada y valorada. Tras su año de adaptación, Durant ha promediado 26.4 puntos, 6.8 rebotes y 5.4 asistencias, con un máximo en carrera de 1.8 tapones. Pero, sin duda, la mejor versión de este Durant la hemos visto en Playoffs, con 29 puntos, 7.1 rebotes y 4.1 asistencias, jugando un 77% de las veces de ala pívot, dando versatilidad al equipo y permitiendo colocar uno delos mejores quintetos de small ball, por no decir el mejor, de la liga.

Porque han demostrado que un superequipo es posible: Lo más fascinante de esta dinastía creada en una costa del Pacífico es que ha conseguido congregar 4 All- stars, dos de ellos MVP, y hacerlos funcionar desde el primer día como si fuesen amigos de la infancia. Y en estos Playoffs se vio que, si uno no está, el resto trabaja el doble para cubrirlo, como ocurrió con Curry en primera ronda. La facilidad con la que Durant se acopló a los sistemas de Kerr es una realidad que, si bien nos lleva a pensar que el equipo apenas tiene unas jugadas que aprender, el trabajo detrás de este equipo es brutal, y es por ello que acople piezas del calibre de KD es tan sencillo, y esto es uno e los dato que no se recopilan como estadística, pero que gana campeonatos, como el año pasado y, probablemente, este.

Porque su defensa también es de las mejores: Y digo probablemente es porque, salvo sorpresa mayúscula, los Warriors deberían hacerse con este anillo. Solo LeBron y su magia podrían privar a los de La Bahía de su tercer anillo en 4 años. Y es que, pensándolo fríamente, el sistema e los Cavs no presenta soluciones para enfrentarse a los Warriors: el ataque se centra en que LeBron siga siendo la bestia que ha sido toda le temporada y, de vez en cuando, algún compañero anote más de 15 puntos. Sin embargo, bien se ha visto en las pasadas eliminatorias que la defensa de Kerr no puede ser tirada abajo por solo un jugador, ni por el mejor del mundo.

Y porque son un equipo que está haciendo historia: Sin embargo, lo que de verdad debería preocupar en Cleveland es como van a hacer para intentar parar el ataque coral de los Warriors. Y es que los Warriors han cambiado por completo el juego, pasando de un juego híbrido entre el interior y el triple a la extinción del hombre grande que solo juega en la pintura y el dominio del triplista. Un juego, mucho más rápido, dinámico, espectacular y, sobre todo, indefendible. Esta forma de ver baloncesto, aplicada por los Warriors para sacar el máximo jugo al talento de Curry, ha sido llevado a otros equipos que, aplicándola con éxito, nadie es capaz e igualar la efectividad de equipo de Kerr. Los Warriors, combinando este ataque casi divino con una defensa mu bien organizada, son indiscutiblemente el mejor equipo de la NBA, y poseen la versión más mejorada de juego que domina y dominará el baloncesto americano por unos años

En Cleveland no hay un sistema claro para frenar la lluvia de triples que les espera en estas Finales, y que ya les hundió hace un año. Desde aquí, apoyaré a los Warriors en la conquista de un anillo que, para mí, y a pesar de no ser su mayor fanático, creo que merecen sin ninguna duda.

Sigue leyendo

Fan de los Celtics desde la época de Pierce, escribo como hobbie.

Comentarios

Más en Opinión NBA

¡Esto es publi!

Lo Más Visto

¡Esto es publi!

Si te ha gustado…

Sweet Hoops se mantiene gracias a sus lectores. Si te ha gustado este artículo y puedes, ayuda a mantener este sitio donando por PayPal. Gracias!





Arriba