Síguenos

Sweet Hoops

Terry Rozier: el niño al que salvó el baloncesto

Artículos NBA

Terry Rozier: el niño al que salvó el baloncesto

El nuevo ídolo de los Celtics, el base que ha suplido con más que garantías a Kyrie Irving, jugó antes con pistolas que con balones de baloncesto. Esta es su historia.

Cuando el 25 de junio de 2015 los Boston Celtics eligieron a Terry Rozier III como número 16 del Draft, el recluso nº A494-214 del correccional Lake Erie, en Ohio, gritó de júbilo. Aquel recluso era Terry Rozier Sr., condenado a trece años de cárcel por homicidio, secuestro y robo, llorando por ver a su hijo entrar en una liga que seguramente le serviría como cortafuegos de la vida que le había tocado vivir.

***

Terry Rozier se ha convertido en uno de los faros de los Celtics en la primera ronda de Playoffs, en la que los verdes han conseguido superar a los talentosos Bucks tras siete partidos. En el último de ellos, Rozier anotó 26 puntos con un 5/8 desde el triple, 6 rebotes y 9 asistencias. Especialmente remarcable es cómo ha superado en toda la eliminatoria a Eric Bledsoe, la estrella más veterana de los de Milwaukee.

Rozier ha suplido a la perfección la baja de Kyrie Irving durante estos Playoffs, ayudando a los Celtics a superar una ronda que no se puso nada clara, y en la que de hecho quizá por lógica siquiera se les podía dar por favoritos debido a todas las bajas que acumulaban. Pero el base, nacido en Youngstown, Ohio, en 1994, ha brillado con su propia luz, sin ser accesorio de nadie, solo desplegando todo el baloncesto que había entrenado desde niño para salir del entorno en el que le tocó nacer.

El actual base de los Celtics de tercer año nació en una de las ciudades con mayor tasa de criminalidad de la Costa Este. Una zona industrial azotada por la crisis en las últimas décadas. Su padre apenas tenía 18 años cuando nació. Dos meses después, había entrado en la cárcel por primera vez por un robo con intimidación.

Gina, su madre y que ya tenía otro hijo anterior, intentó hacer lo imposible por sacar aquella casa adelante. Trabajo en el KFC y muchos le recomendaron que dejara a sus hijos en alguna institución social. No se trataba solo de problemas económicos, se trataba también de un asunto de seguridad. Según publicó el Boston Globe tras la elección de Rozier en el Draft en un reportaje en la que habló con el jugador y la familia, Gina Tucker y sus hijos recibieron varios ataques de antiguos enemigos de su padre, inmerso en deudas propias de la criminalidad y de los bajos fondos que se alejan de toda pompa. La criminalidad que no va de gangsters y fardos de billetes, sino de adolescentes sin rumbo y miseria.

La madre del pequeño Rozier tenía tres pistolas en casa sin ninguna protección porque no sabía cuando las tendría que usar. Una en la cocina encima de la nevera, otra debajo del sofá, y otra debajo del colchón. En una ocasión un exnovio tiró varios disparos intimidatorios en la fachada de su casa. En otro, le llegó un aviso de que antiguos socios de su marido iban a intentar tirar varios cóckteles molotov a la vivienda. Por suerte nada de eso pasó.

“Jugué con armas desde muy pequeño cuando mi madre estaba distraída”, afirmaba el héroe de Playoffs de los Celtics en el citado reportaje.

A los 8 años, la abuela de Terry, Amanda, le dijo a su madre que se lo dejara con ella después de verlo aparecer con una pistola por el salón. Lo trasladó a su casa en Shaker Heights, un suburbio a las afueras de Cleveland. Allí ingresó en el colegio público, donde haría carrera hasta intentar dar el salto a la Universidad, algo que tampoco sería fácil.

Una escuela militar y un padre de nuevo en apuros

En 2002 su padre salió de prisión y pudo compartir con el joven Rozier algunos buenos momentos. Era bueno en el fútbol americano, pero especialmente en baloncesto, donde entrenaba sus propias técnicas como cubrir el balón con una bolsa para mejorar su bote y se inspiraba en el que quizá no era el mejor de los espejos para un niño crecido en ese ambiente: Allen Iverson.

Sin embargo el padre de Rozier volvió a las andadas: El 27 de julio de 2003, Rozier Sr. y tres amigos atrajeron a una pareja a una casa para comprar llantas de automóvil con la intención de robarles. Cuando una de las víctimas se peleó con uno de los atacantes que lo sostenía a punta de pistola, el arma se disparó, matando a uno de los cómplices de Rozier, un niño de 17 años. Rozier Sr. fue condenado a 13 años de prisión por homicidio, robo y secuestro. Jamás vería a su hijo en la Universidad.

Wikimedia Commons

En ese ambiente, Rozier III se inculcó en la cultura del baloncesto y consiguió llamar la atención de los Louisville Cardinals, pero sus resultados académicos no le permitieron el acceso directo. Pasó un año en la Academia Militar Hargrave, un puente que ya han usado muchos atletas para acceder a la NCAA, no en vano por este centro de reclutamiento han pasado 23 NBA.

Desde allí, por fin en 2013 pudo unirse a los Cardinals. Tras un primer año de adaptación en el que entró en el mejor quinteto de rookies, el segundo año explotó con 17 puntos por partido, 3 asistencias, 5,6 rebotes y 2 robos por partido. A su lado estaba el actual jugador de los Clippers Montrezl Harrell.

Durante sus dos años en los Cardinals, su padre lo llamaba hasta tres veces al día. Rozier, quien se había tatuado en sus antebrazos los nombres de su madre y de su abuela, las mujeres que lo criaron, retomó algo de relación con él.

El recluso nº A494-214 de Lake Erie pudo presumir ante sus compañeros de patio de que su hijo había sido elegido para jugar en la NBA. Y nada menos que con los Celtics. Tras una primera temporada en la que solo disputó 39 partidos, en la 2017-2018 la participación de Rozier se elevó hasta 80, con 17 partiendo de titular ante las bajas de Irving. Pese a sus destellos, su explosión definitiva ha llegado en esta primera ronda de Playoffs. Ahora la historia dirá hasta dónde llega con un contrato rookie que acaba en 2019 y seguramente ya con muchos pretendientes.

La salida de su padre de la cárcel, que desde 2016 está en un régimen menos restrictivo por buena conducta, está planeada para agosto de este año. Con su hijo, pase lo que pase, ya convertido en una de las grandes revelaciones de la temporada.

Sigue leyendo

Escribo mucho y soy de Zaragoza. Director de Sweet Hoops.

Comentarios

Más en Artículos NBA

¡Esto es publi!

Lo Más Visto

¡Esto es publi!

Si te ha gustado…

Sweet Hoops se mantiene gracias a sus lectores. Si te ha gustado este artículo y puedes, ayuda a mantener este sitio donando por PayPal. Gracias!





Arriba