Síguenos

Sweet Hoops

Aún queda oro por Denver

Opinión NBA

Aún queda oro por Denver

A falta de 20 partidos para el final de la regular season los Denver Nuggets están afianzados en la quinta posición del difícil oeste, muy por encima del carro de equipos que encabeza Golden State y no tan lejos de los mediáticos Clippers.

A falta de 20 partidos para el final de la regular season los Denver Nuggets están afianzados en la quinta posición del difícil oeste, muy por encima del carro de equipos que encabeza Golden State y no tan lejos de los mediáticos Clippers. Y es que sin hacer mucho ruido los Nuggets han enlazado una racha de nueve victorias consecutivas y son el segundo mejor equipo en casa de toda la NBA, solo por detrás de Miami, con un espectacular récord de 28 victorias y solo tres derrotas en el Pepsi Center.

Un equipo con mayúsculas, silencioso, y sin una gran estrella pero perfectamente engranado y que puede dar más de un susto en PlayOffs. Desde la marcha de Carmelo Anthony en 2011 los Nuggets han comenzado un periodo nuevo, creyendo en jugadores que no acumulan portadas pero si muchos números en el parquet. Y es que la marcha de Anthony fue para muchos el adiós de los Nuggets a la élite después de que de la mano del alero alcanzaran la segunda final de conferencia de su historia (la primera fue en 1985 contra los Lakers de Magic) en la temporada 2008/2009.

Denver se ha especializado en encontrar pedacitos de oro en jugadores que otras franquicias han pasado por alto, haciendo así honor a su nombre, Nuggets, alusión a la fiebre del oro que puso al estado de Colorado en el mapa en el siglo XIX.

Traspasos 2.0

Si por algo se caracterizan estos Nuggets es por el amplio banquillo que tienen y la gran capacidad de aportar de todos sus hombres. En aquel traspaso de Anthony llegaron a Colorado Wilson Chandler y Danilo Gallinari, la pareja de aleros a los que George Karl administra para que aporten al equipo unos números conjuntos de más de 36 puntos y 11 rebotes por partido.

El siguiente movimiento importante lo darían la temporada pasada, cuando realizaron un trade que para muchos fue inexplicable. Denver se deshacía del dominante center brasileño Nenê después de haberlo renovado dándole los galones de jugador franquicia. A cambio llegaba desde Washington el todavía por formar JaVale McGee. Los números del nuevo pívot de Colorado aún no parecen haber explotado (9.5 puntos y 5 rebotes por partido esta temporada) pero garantiza futuro y uno de los juegos interiores más intimidatorios de la liga junto con el shopomore Kenneth Faried al promediar dos tapones por encuentro.

La evolución de ‘Mannimal’ merece un punto aparte, y es que esta temporada ha aumentado sus números hasta promediar casi un doble-doble (12 puntos y 9.5 rebotes). Su explosión responde al aumento de responsabilidad que Karl ha depositado en él, y a la que Faried ha respondido con grandes actuaciones y una mentalidad ganadora, como la que demostró en el Rookie Challenge del pasado All Star haciéndose con el MVP del partido tras anotar 40 puntos y hacerse con 10 rebotes.

Pero el causante de que este año Denver haya dado un auténtico paso adelante fue su participación en el megatraspaso que llevó a Dwight Howard a los Lakers. Los Nuggets enviaron al irregular Al Harrington y a Arron Afflalo a Orlando a cambio de André Iguodala que llegaba desde Philadelphia. Visto con perspectiva los Nuggets han sido el gran beneficiado de aquel megatraspaso después de que Bynum aún no haya jugado un solo partido con los 76ers y que el rendimiento de Howard haya sido, cuando menos, discreto.

Iguodala es un Afflalo 2.0, un jugador con una capacidad defensiva envidiable y un talento excepcional para compactar un equipo. No mete veinte puntos por partido, pero aporta una serie de intangibles que hace a los Nuggets de este 2013 un equipo mucho más serio.

Banquillo y dirección

El puesto de base también está de sobra reforzado. Un jugador eléctrico como Ty Lawson (jugador de la semana pasada en el oeste promediando 21 puntos, 7 asistencias y casi dos robos por partido) se complementa a la perfección con el liderazgo que ejerce desde el banquillo André Miller. Pero la banca de George Karl de para mucho más además de Miller… jugadores como Koufos, Corey Brewer o Jordan Hamilton ofrecen minutos excepcionales tras haber mejorado de forma notable su aportación esta temporada.

Denver tiene argumentos de sobra para que su quinto puesto en el oeste no sea ninguna sorpresa. Lo único que les falta para entrar definitivamente en la élite es que alguno de sus jugadores dé un paso adelante en los momento decisivos, esos que llegaran en PlayOffs, pero por el momento en Denver pueden estar muy satisfechos con los pasos que han dado hasta ahora.

Consigue la camiseta de Denver Nuggets en CFB3 Camisetas

iguodala_cfb3
Más info: 

Sigue leyendo

Escribo mucho y soy de Zaragoza. Director de Sweet Hoops.

Comentarios

Más en Opinión NBA

¡Esto es publi!

Lo Más Visto

¡Esto es publi!

Si te ha gustado…

Sweet Hoops se mantiene gracias a sus lectores. Si te ha gustado este artículo y puedes, ayuda a mantener este sitio donando por PayPal. Gracias!





Arriba