Síguenos en redes

Sweet Hoops

Recordando a Tracy McGrady: la mirada perezosa de la NBA

Artículos NBA

Recordando a Tracy McGrady: la mirada perezosa de la NBA

Los primeros 2.000 fueron la época de grandes jugadores que (en muchos casos) no llegaron a nada. Esta es la historia de Tracy McGrady, el anotador más voraz de esa era.

Se cumplen 4 años de la retirada de un jugador que, si bien no va a ser recordado como un jugador excepcional que marcó una época y cambió la manera de entender el baloncesto, consiguió grandes logros en la NBA y dejó algunos momentos imborrables en las memorias de aquellos que decidieron disfrutar de su baloncesto.

Tracy Lamar McGrady Jr., más conocido como Tracy McGrady o T-Mac, se crió en Bartow, una ciudad del estado de Florida, donde viviendo con su madre y su abuela, comienza jugando al béisbol hasta que ve a Penny Hardaway maravillar en su año rookie en los Orlando Magic, cambiando sus preferencias y decidiendo desde ese momento que se dedicaría al baloncesto.

En el instituto local, McGrady pronto destaca, no solo por su baloncesto, sino por su fuerte carácter y su apariencia, disfrazada de vagancia. En su tercer año, con 23 puntos y 12 rebotes por partido, consigue una invitación para un evento de Adidas, donde reta a un uno contra uno al mejor jugador de su edad en esa época, Lamar Odom. Tras exhibirse en un partido de ese mismo evento, decide irse al Mount Zion Christian Academy, uno de los mejores institutos a nivel estatal, consiguiendo llevar a su equipo al número 2 a nivel nacional. Sus números, 27,5 puntos, 8,7 rebotes y 7,7 asistencias lo llevan a ser nombrado jugador del año en Carolina del Norte.

1997-98-bowmans-best-rookie-tracy-mcgrady-raptors-D_NQ_NP_17-MLM4648641507_072013-F

A pesar de las recomendaciones de su entrenador, decide ir directamente al draft de la NBA, dejando de lado la universidad.

TORONTO RAPTORS

Con 18 años, es elegido en la posición número nueve por un equipo en reconstrucción y muy joven en el Draft de 1997. A pesar de los intentos del General Manager de los Bulls en hacerse con sus servicios, el precio que pagaba era, a ojos de Michael Jordan, demasiado caro (estaba dispuesto a traspasar a Scottie Pippen).

5 jugadores que fueron comparados con Michael Jordan para entender mejor a LeBron

Su año rookie no es gran cosa, con un promedio de 7 puntos y 4,2 rebotes. La temporada siguiente, los Raptors seleccionan a su primo Vince Carter, que ya en su año rookie demuestra de lo que es capaz, siendo novato del año, promediando cerca de 18 puntos y 5 rebotes por encuentro.

Su tercera y última campaña con los canadienses fue la mejor estadísticamente hablando, promediando 15,4 y 6,3 rebotes, ayudando a los Raptors a alcanzar los playoffs, pero no durarían mucho, cayendo en primera ronda ante los New York Knicks de un ya veterano Ewing.

Viendo que Carter eclipsaba su proyección, decide abandonar Toronto en busca de oportunidades.

ORLANDO MAGIC

Tras ser traspasado a Orlando, su tierra natal, la dupla que formaría con Grant Hill, hasta que Hill, en el quinto partido de la temporada, se lesiona para lo que resta de campaña, por lo que T-Mac, con el dorsal número 1 en honor a Penny Hardaway, lleva el equipo en su espalda y consigue unos números que lo llevan a ser el jugador más mejorado de la NBA: casi 27 puntos y 7,5 rebotes, siendo el alero con mayor estadística de rebotes en esa campaña y llevando a Orlando a playofss, donde en primera ronda son eliminados por Ray Allen y sus Bucks. Esa temporada, además, disputaría su primer All Star Game.

McGrady, anotador insaciable, solo consiguió pasar de primera ronda en PlayOffs al llegar a Spurs en el ocaso de su carrera

En la siguiente campaña, con la incorporación de Patrick Ewing y otra lesión más de Hill, McGrady vuelve a convertirse en el líder de su equipo, consiguiendo ir a su segundo partido de las estrellas y entra por primera vez en el mejor quinteto de la temporada, promediendo cerca de 26 puntos, 8 rebotes y 5,5 asistencias por partido. Aún así, los resultados en PlayOffs serían los mismos que el año pasado, cayendo en primera ronda ante los Hornets. Aún así, su actuación sería notoria, promediando 30,8 puntos a lo largo de los 5 partidos disputados.

Tracy_McGrady111La tercera campaña en Orlando comienza con la incorporación de otro interior en sus últimos años en el baloncesto, en este caso Shawn Kemp. Con un récord de 42-40, McGrady con su mejor nível hasta ahora consigue ser el jugador con mejor anotación de la campaña, con 32,1 puntos por encuentro, además de 6,5 rebotes y 5,5 asistencias, lo que le valió su tercera participación en el All Star Game (fue el jugador más votado de la conferencia Este) y el segundo puesto en la carrera para el MVP. Siendo octavos en la conferencia, comienzan con un 3-1 sobre Detroid y T-Mac hace las siguientes declaraciones: “finalmente pasaré a la segunda ronda”. Craso error, pues los Pistons ganan los 3 siguientes partidos y eliminan a los Magic de un McGrady que anotó 31,7 puntos en la serie.

En su última campaña en Orlando, los Magic comienzan con un parcial de 1-15, con Grant Hill lesionado, jugadores con pésimos números y con Tracy afirmando que no jugaba al 100%. Aún así, es el máximo anotador de la campaña, con 28 tantos por encuentro; se convierte en el segundo jugador más joven en anotar 10000 puntos, tras Kobe Bryant. Además, participa en su cuarto partido de las estrellas. Con un récord de 21-61, los Magic comienzan su reconstrucción consiguiendo la pick número 1 del draft.

McGrady busca una salida de Orlando, y la encuentra en los Rockets.

HOUSTON ROCKETS

 

Los Rockets consiguen a McGrady en el siguiente traspaso:  McGrady, Juwan Howard, Tyronn Lue y Reece Gaines a  Houston a cambio de Steve Francis, Cuttino Mobley y Kelvin Cato. En su primera temporada en Houston y acompañado del gigante chino Yao Ming, consigue llegar a la quinta plaza en el Oeste, con un promedio de 25,7 puntos. Además, consigue anotar 13 puntos en los 33 últimos segundos en un partido contra los San Antonio Spurs, con cuatro triples y uno de ellos con falta incluida.

http://www.sweethoops.com/recordando-los-13-puntos-en-35-segundos-de-tracy-mcgrady/

Al final, Houston ganó 80-81. McGrady alcanzó su quinto All Star, su primero en el “Salvaje Oeste”. Para no perder la costumbre, McGrady cae en primera ronda ante los Mavericks de un magnífico Nowitzki.

Su segunda campaña está marcada por las lesiones, pues entre él y Yao se pierden 60 partidos. Es en esta época cuando comienzan sus espasmos en la espalda. Esto no le impide alcanzar el All Star Game y promediar 24 puntos y medio.

Tercera campaña para McGrady en los Rockets y comienzan con sus problemas en la espalda. Opta por un tratamiento que no consigue recuperarlo al 100%, puesto que reduce su cuerpo y pierde explosividad. Con su vuelta a las canchas, la lesión de Yao Ming no repercute en el éxito de unos Rockets que alcanzan el cuarto puesto en el Oeste. La maldición de Tracy sigue, y caen en 7 partidos ante los Jazz en primera ronda, a pesar de comenzar 2-0 en el Toyota Center. Aún asi, alcanza su séptimo y último partido de las estrellas.

Su segunda campaña en Houston está marcada por las lesionespues entre él y Yao se pierden 60 partidos

En la siguiente campaña,, adquieren a Steve Francis y el equipo, a pesar de su lesión mes y medio del comienzo de la campaña, cosechan un récord de 55-27 y la quinta plaza del Oeste. Sin embargo, los Jazz actúan como verdugo de nuevo y eliminan a los Rockets en 6 partidos.

Para la campaña 2008-2009, los Rockets firman a Ron Artest, con el que forman un “big three” Yao-Tracy-Artest que les auguraba un buen futuro. Sin embargo, T-Mac anuncia que se someterá a una cirujía de rodilla y que se perderá lo que queda de campaña. Este anuncio sin previo aviso a la franquicia mosquea al entrenador. Sin él, los Rockets caen ante los Lakers de Kobe.

Con la llegada de la nueva temporada, T-Mac marca una fecha de regreso que entrenador y franquicia ven muy precipitada. Aún así, el día citado Tracy aparece en el pabellón para jugar. Se dice que hubo un fuerte encontronazo entre jugador y “coach”, lo que terminaría de explotar su salida de la franquicia: los Rockets escuchaban ofertas por el siete veces All Star.

ÚLTIMOS AÑOS

En 2010, es traspasado a Sacramento y, más tarde, a los Knicks, en un traspaso a 3 bandas. Tracy creía que esta era la ciudad y el equipo que volverían a poner su nombre en la élite. Su debut como jugador de los Knicks creó mucha expectación, agotando las entradas en el Madison. Sus números, 9 puntos y medio en 24 partidos disputados. No fue su mejor campaña. Con un récord de 29-53, no alcanzan los playoffs.

En la agencia libre, firma por el mínimo de veterano con los Pistons para reunirse con Ben Wallace. Con ellos dos en el equipo, sumándose Bynum, Greg Monroe y Stuckey, el equipo pintaba bien, pero malas rotaciones colocan al equipo fuera de los playoffs con un record de 32-50. Además, se produce una anécdota poco divertida: en un partido que los enfrentaba a los Sixers, 5 jugadores se ausentaron, entre ellos T-Mac. El siete veces All Star alegó su ausencia a las migrañas que le impidieron jugar el anterior partido contra los Jazz. El equipo dio por buena su versión. Aún así, 4 jugadores fueron multados, incluidos dos jugadores que llegaron tarde a la prática del día anterior de partido.

En diciembre de 2011, Tracy firma por el mínimo de veterano con los Hawks. El equipo de Atlanta alcanza los playoffs a pesar de la lesión de Al Horford, que le tuvo apartado de las canchas hasta finales de campaña. Con 5,3 puntos por partido, T-Mac ayuda a los Hawks a conseguir la quinta plaza en el este con un record de 40-26. Aún así, caen en seis partidos en primera ronda ante los Celtics de Garnett y Pierce.

Tras un paso por la liga china con unos promedios de casi 20 puntos y 6,5 asistencias, firma con los San Antonio Spurs. Con su inclusión en el roster en el mes de abril, alcanzan las finales de la NBA tras vencer a Memphis en la final de conferencia, pero cayendo ante los Heat en su última oportunidad en su búsqueda del anillo.

Ya anunciado su retiro, estamos hablando de un jugador que probablemente será incluido en el Hall of Fame en breve, con promedio en su carrera de 19,6 puntos, 5,6 rebotes y 4,4 asistencias a lo largo de 15 campañas en la NBA (sin contar la de los Spurs), 7 veces All Star, 2 veces máximo anotador de la liga y 7 veces elegido en el primer,segundo o tercer mejor quinteto del año. Su único pero, no haber logrado el ansiado anillo, ni haber logrado pasar de primera ronda hasta que llegó a los Spurs, que apenas contaron con él. Un auténtico crack que pasará a la historia por haber hecho grandes cosas y haber cosechado grandes números.

Sigue leyendo esta historia
¡Esto es publi!
Haz click para comentar

¡Deja una respuesta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Artículos NBA

¡Esto es publi!

Lo Más Visto

Si te ha gustado…

Sweet Hoops se mantiene gracias a sus lectores. Si te ha gustado este artículo y puedes, ayuda a mantener este sitio donando por PayPal. Gracias!





Alley Oop