Síguenos en redes

Sweet Hoops

Previa NBA 17/18: Análisis Conferencia Oeste

Artículos NBA

Previa NBA 17/18: Análisis Conferencia Oeste

Arrancamos las previas con la Conferencia Oeste, donde los Warriors buscarán revalidar su título y siguen partiendo como grandes favoritos, aunque multitud de equipos se han reforzado hasta la médula con tal de quitarles tal honor.

A pocas semanas del comienzo de la temporada en la NBA, es tiempo de analizar y presentar cómo llegan los equipos a este inicio de campaña, una vez realizado el Media Day y los primeros entrenamientos ya con las plantillas prácticamente cerradas. Para ello ordenaremos los equipos por bloques según sus posibilidades y expectativas fijadas para la temporada.

Arrancamos con la Conferencia Oeste, donde los Warriors buscarán revalidar su título y siguen partiendo como grandes favoritos, aunque multitud de equipos se han reforzado hasta la médula con tal de quitarles tal honor:

REALEZA

Golden State Warriors: La batalla Boston-Cleveland les favorece enormemente. Mientras sus potenciales rivales en unas hipotéticas Finales se van desgastando el uno al otro, ellos han seguido haciendo su camino teniendo un verano más apartado de los focos que otros años, pero más efectivos que nunca. Han logrado las renovaciones de Curry y Durant, la primera millonaria y la segunda toda una declaración de intenciones de KD perdonando dinero.

Eso sí, sus rivales en el Oeste vienen apretando fuerte por detrás y no podrán permitirse ni un suspiro tal como hicieron el año pasado, sino podría resultarles demasiado caro.

Además de las renovaciones de las dos estrellas del equipo, también mantuvieron piezas básicas de la rotación: Iguodala, Pachulia, Livingston, McGee… y añadieron obreros entregados a la causa como Omri Caspi o Nick Young, además de uno de los posibles robos del Draft: Jordan Bell.

Aspecto clave: Demostrar que el hambre por seguir haciendo historia sigue intacto.

Pronóstico: +65 victorias. Repeat.

Oklahoma City Thunder: La reciente adquisición de Carmelo Anthony les pone definitivamente en el foco mediático de la liga, si es que ya no lo estaban antes con la pareja George-Westbrook. El “Melo-drama” puso punto y final de una forma sorpresiva para muchos, ya que casi todo el mundo, incluso él mimso, daba por hecho su traspaso a los Rockets, precisamente el gran rival de los Thunder para alcanzar al menos las Finales de Conferencia.

Con Melo en sus filas, las opciones en ataque de Oklahoma son infinitas, y permitirá tanto a Russ como a PG tener menos carga ofensiva de la que podían tener a priori. Quizá ya no veamos los monstruosos números que promedió el base la temporada pasada donde prácticamente tenía que lidiar con todo y contra todos, pero todos queremos volver a ver la versión de Westbrook junto a dos estrellas de tal calibre para explotar sus virtudes como repartidor de juego y para comprobar si va a ser capaz de dejar su ego de lado ahora que entran dos gallos más al corral.

Recordemos que los tres acaban contrato el verano que viene y que tienen sendas opciones de jugador para seguir e incluso pueden firmar ya una extensión de contrato, algo que Westbrook lleva semanas barruntando. Este punto será clave, pues si logran realizar una temporada meritoria, es bastante probable que decidan continuar enrolados a un barco que podría llevarles a las mieles del éxito.

Sam Presti es un genio, y esta afirmación se resume en: Sabonis, Oladipo, McDermott, Kanter y un par de segundas rondas, a cambio de George y Anthony. Supongamos que el tipo juega al My GM del 2K con la opción de “forzar traspaso”.

Además de los mencionados anteriormente, pierden también a Taj Gibson, que se enrola a los renovados Wolves, sin embargo, la llegada de Patterson les ofrecerá una alternativa más que interesante para cubrir ese puesto y formar tándem con un Adams que se ha quedado algo solitario en la zona.

Van a ser uno de los equipos más divertidos de ver.

Aspecto clave: Ofrecer un proyecto ganador a Paul George y Carmelo Anthony para que no sean flor de un verano.

Pronóstico: 60 victorias. Finales de Conferencia.

The new math. 0+13+7=💯 #ThunderFWD

A post shared by Oklahoma City Thunder (@okcthunder) on

Houston Rockets: Uno de los grandes agitadores del mercado. Consiguieron hacerse con Chris Paul y se mantuvieron en la pole durante todo el verano por Carmelo Anthony, con tal de rodear a Harden de un proyecto capaz de poder plantar cara a los poderosos Warriors, aunque finalmente el ex de los Knicks acabó traspaso a los Thunder.

Además, consiguen dos jugadores que todo entrenador quiere en sus equipos: PJ Tucker y Mbah Moute, veteranos que aportarán defensa y músculo cuando llegue la hora de la verdad.

La temporada pasada ya fueron una de las grandes sorpresas, comandados por Mike D’Antoni, justo vencedor del premio a Mejor Entrenador del Año, practicando un juego vertiginoso y plenamente ofensivo que ahora liderará uno de los mejores bases de la década. El cohete está listo para despegar.

La no llegada de Melo les hace bajar una posición que tenían asegurada, aunque la lucha con los Thunder se prevé titánica durante la temporada, y esperemos que también durante los Playoffs, para ver si realmente pueden plantar cara a los Warriors.

Aspecto clave: Adaptación de Chris Paul a James Harden. Dos jugadores que amansan demasiado el balón.

Pronóstico: 60 victorias.

NOBLEZA

San Antonio Spurs: El resumen parece claro: peor plantilla que la temporada anterior. Han perdido a dos hombres importantes como Simmons y Dedmon, huecos que cubrirán con Rudy Gay y Lauvergne. Lograron renovar eso sí, a importantes piezas en la rotación como Mills y Ginóbili, y firmaron un jugoso contrato a Pau Gasol.

Los Spurs llegarán hasta donde Kawhi quiera, pero parece que han perdido terreno respecto a Warriors y posiblemente Rockets y Thunder, aunque cuando hay que competir en serio, sabemos que Popovich siempre saca algo de la chistera. Aldrige no parece ya que vaya a ser nunca el de Portland, por mucho que por El Álamo todavía tengan esperanza, solo una vuelta al nivel estelar del ala-pívot, podría hacer aspirar a los Spurs a cotas más altas.

Aspecto clave: No quemar demasiado a Leonard y empezar a dar más galones a los jóvenes.

Pronóstico: 50-55 victorias.

Minnesota Timberwolves: Revolución en las ciudades gemelas. Tras el (robo) traspaso la noche del Draft en el que consiguieron a Jimmy Butler procedente de los Bulls a cambio de LaVine, Dunn y un intercambio de las primeras rondas, el equipo de Tom Thibodeau se ha convertido en una de las atracciones de la Liga y en aspirante legítimo a los Playoffs.

Con la adición de Jeff Teague, la marcha de Ricky Rubio y la llegada de Taj Gibson y Jamal Crawford en la agencia libre, los Wolves ilusionan con una plantilla que aún tiene que completarse con jugadores de calidad que den profundidad a un quinteto joven, potente, pero con la incógnita de si Wiggins y Butler podrán ser compatibles jugando juntos.

Si en Minnesota logran encajar las piezas y estructurar bien los roles de una plantilla llena de talento, su límite es el cielo.

Aspecto clave: Convivencia Wiggins-Butler y repartición de tiros entre ellos + Towns.

Pronóstico: 50 victorias.

The hype is real.

A post shared by Minnesota Timberwolves (@timberwolves) on

GUERREROS

Denver Nuggets: Gallinari por Millsap. Ese podría ser el resumen de su verano, y no es poco, ya que lograron hacerse con uno de los agentes libres más codiciados cuando nadie les situaba en la pelea por poder pescar un pez gordo.

Tienen mucho talento joven y repartido en casi todos los puestos de la plantilla, y si la temporada pasada ya estuvieron a nada de conseguir entrar en Playoffs, con la llegada de Millsap y la progresión de jugadores como: Juancho Hernangómez, Mudiay, Murray, Beasley o Harris, y sobretodo, la consolidación como gran estrella de Jokic, les debería servir para sacar billete sin sufrir demasiado.

Aspecto clave: Progresión del núcleo joven y adaptación de Millsap a Jokic.

Pronóstico: 50 victorias.

Portland Trail Blazers: La llegada de Nurkic le dio un soplo de aire fresco al final de la temporada pasada a una zona diezmada con el paso del tiempo. El combo Lillard-McCollum seguirá siendo uno de los mejores backcourts de la NBA y su producción será altísima, pero eso no es suficiente para poder toser a los grandes equipos del Oeste.

La marcha de Crabbe merma la aportación ofensiva de la segunda unidad, donde Napier y Vonleh deberán dar un paso al frente. Desde el Draft llega un interesante Zach Collins que formará junto a Nurkic una pareja a tener muy en cuenta en los próximos años.

Son otro de los equipos interesados en hacerse con Melo, aunque su principal baza era ofrecer a Crabbe y ya la han perdido. Necesitan un refuerzo en ese puesto de alero.

Aspecto clave: La salud de Nurkic para que pueda mantener un nivel como el que vimos en sus pocos partidos con los Blazers.

Pronóstico: 45-50 victorias.

Los Ángeles Clippers: Muchos cambios, y necesarios. El proyecto de Doc Rivers pedía a gritos un cambio de timón, y aunque no se ha dado totalmente (él y Blake Griffin continúan) sí que ha cambiado todo lo demás, empezando por Chris Paul.

La marcha del genial base ya supone de por sí un cambio de ciclo, una baja devastadora para cualquier equipo, pero que sin embargo los Clippers han paliado de una forma, a priori, solvente cuanto menos. Entre las caras nuevas destacan: Beverley, Dekker, Lou Williams, Harrell, Gallinari y Teodosic, que tras muchos años aparcando el salto a la NBA, por fin podremos verle donde su nivel requiere.

En el apartado de bajas también muchas, a la ya mencionada de Paul, hay que añadir a: Crawford, Redick, Felton, Mbah a Moute, Speights o Pierce, entre otros. Los objetivos con la nueva plantilla no deben ser menos ambiciosos de los que había, la continuidad de Griffin es un gran alivio para los fans de los Clippers que empezaban a barruntar una reconstrucción total que han salvado de la mejor manera.

Aspecto clave: La adaptación inmediata de tantos jugadores nuevos al sistema de Rivers. No hay tiempo para experimentos en L.A.

Pronóstico: 45 victorias.

Utah Jazz: Perder al base titular y a tu gran estrella no debe ser fácil de paliar para ninguna franquicia, pero menos aún para una con un mercado pequeño que sabe, no va a poder encontrar relevos a la altura de las bajas en la agencia libre. Hill, y sobretodo Hayward, hacen perder mucho potencial a los Jazz, que pasan de ser uno de los punteros de la conferencia a quedarse en la medianía.

Los refuerzos que llegan dotarán al equipo de solidez, seriedad y compromiso, algo de lo que siempre han ido sobrados por Salt Lake City, por tanto necesitaban quizá algo diferente. Ricky Rubio, Sefolosha, Udoh y Jerebko aportarán todo eso, y el rookie Donovan Mitchell será el encargado de llevar el peso anotador de la línea exterior si Snyder le da minutos de inicio.

La marcha de Hayward eso sí, puede dejar una nota positiva, la consolidación de Rudy Gobert como uno de los mejores pívots del mundo. Ahora deberá liderar al equipo casi en solitario y habrá que estar muy atentos a su temporada.

Aspecto clave: La sociedad Ricky-Gobert puede dar muchas alegrías a la afición de Utah. El francés puede crecer todavía más de la mano del “genio del Masnou”.

Pronóstico: 40-45 victorias.

Memphis Grizzlies: Más sombras que luces encontramos con estos Grizzlies. El proyecto parece llevar tiempo algo oxidado, pero aún así se decide apostar por la continuidad absoluta pese a que saben que no aspiran a demasiado más que ocupar las últimas plazas de acceso a Playoffs. La marcha de Vince Carter y Zach Randolph, dos veteranos importantísimos tanto en lo deportivo como en el vestuario, puede acabar pasando factura en los momentos calientes. A cambio, McLemore, Tyreke Evans y la incognita de Mario Chalmers, llegan para dar soluciones ofensivas a un equipo que depende únicamente de los chispazos de Conley y Gasol.

Parsons será mirado con lupa desde el primer día tras una primera temporada más que decepcionante después de haberle sacado un contrato máximo a la franquicia. Si logra recuperar su mejor versión (cuantas veces hemos oído esto), los Grizzlies sí podrían dar guerra.

Aspecto clave: La recuperación total de Parsons para acompañar al dúo Conley-Gasol.

Pronóstico: 40-45 victorias.

New Orleans Pelicans: Hay muchas ganas de ver una temporada entera de Davis-Cousins, que ya dejaron buenas sensaciones durante los partidos que pudimos verles la temporada pasada, aunque no les bastase para sacar billete a Playoffs. La llegada de Rondo puede ser o una bendición o el detonante para que la pareja se rompa, con Rajon no hay medias tintas, y ciertamente el cómo pueda encajar en el equipo es una verdadera incógnita.

La prioridad, más allá de la cohesión de las “Torres Gemelas”, era la renovación de Holliday, y la lograron nada más empezar el mercado. Con esa tranquilidad se pusieron a buscar refuerzos para apuntalar los puestos más débiles y se hicieron con Darius Miller e Ian Clark, que reforzarán una línea exterior que pedía a gritos auxilio.

Parecen lejos de poder dar algún susto todavía, pero todo dependerá de esa temible pareja interior…

Aspecto clave: Encontrar la química perfecta entre Cousins y Davis tras todo un verano trabajando juntos.

Pronóstico: 40 victorias.

Dallas Mavericks: Cuando la gran esperanza de un equipo históricamente ganador es un rookie, es que algo no va bien. Los Mavs, acostumbrados a ser uno de los cabezas del Oeste durante casi todo el siglo, viven ahora sumergidos en un proceso de reconstrucción que esperan no alargar demasiado. Asumiendo ya que Dirk (sea en 2018 o 2019) se retirará sin competir por otro anillo, en Dallas se han preocupado de intentar conseguir piezas para formar un futuro interesante sin el alemán.

Harrison Barnes cumplió en su primera temporada, pero aún se espera más de él, Noel de momento seguirá un año tras aceptar la QO, y Dennis Smith Jr se postula como serio candidato a “Rookie of the year” tras una Summer League espectacular y ser el favorito de sus compañeros de camada para llevarse dicho galardón. Ese trío, unido a Seth Curry o Yogi Ferrell, asegura a los de Carlisle un equipo competitivo para los próximos años, aunque todavía les queda un largo recorrido para volver a la élite de donde no hace demasiado salieron.

Aspecto clave: El peso ofensivo que pueda darle Carlisle a Smith Jr, y convencer a Noel el verano que viene para que se quede.

Pronostico: 35-40 victorias.

Starting 5? #MavsMediaDay

A post shared by Dallas Mavericks (@dallasmavs) on

PLEBEYOS

Los Ángeles Lakers: Empieza a rebrotar la ilusión en el “pariente rico” de L.A. La llegada de Lonzo Ball ha catapultado las esperanzas de los Lakers, donde algunos ya lo ven cómo el próximo Magic Johnson.

Lo cierto es que su periplo ha empezado bien, campeón en la Summer League dando autenticas exhibiciones y acompañado por otro ilusionante rookie, Kyle Kuzma, que también será importante durante la temporada.

Pero los Lakers no solo se han nutrido del Draft este verano, uno de los primeros traspasos que abrió el periodo estival fue el que envío a D’Angello Russell y Mozgov a los Nets a cambio de Brook López, y ya en la agencia libre consiguieron firmar a Caldwell Pope y Tyler Ennis, que mejoran y mucho la otra baja más destacable de la franquicia, Nick Young.

En definitiva, una plantilla compensada, con talento joven y la ilusión de volver bien pronto a estar en la zona noble del Oeste.

Aspecto clave: Dar total libertad a Lonzo Ball para que crezca a sus anchas sin que su padre se entrometa demasiado.

Pronóstico: 35 victorias.

🔥

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on

Sacramento Kings: Otro equipo con muchos cambios que ha optado esta vez por una mezcla entre veteranos y jóvenes cuanto menos llamativa. Fox es un base que ilusiona, y tendrá la inestimable ayuda de un veteranazo como George Hill que compartirá la dirección de juego con el número 5 del Draft.

Vince Carter y Zach Randolph también se han unido al ambicioso proyecto de Sacramento, y desde Fenerbache llega Bogdanovic, otro del que deseamos ver de que es capaz en la NBA.

El núcleo joven se mantiene: Hield debe liderar el sistema ofensivo, Cauley-Stein debe seguir llenando poco a poco el hueco dejado por Cousins, mientras que Labissiere y Papagiannis deben empezar a dar un paso al frente desde la segunda unidad.

Las bajas eso sí, son bastante sensibles, todos ellos con un pasado importante en la franquicia: McLemore, Collison, Gay, Evans, Lawson, Tolliver y Affalo.

Aspecto clave: Hacer funcionar esa mezcla entre veteranos y jóvenes sin que los egos se vean reflejados en la pista.

Pronóstico: 30-35 victorias.

Phoenix Suns: Hemos mencionado ya unos cuantos dúos a lo largo de este repaso por el Oeste, y no podemos olvidarnos de el que puedan formar Devin Booker y Josh Jackson, dos jóvenes que sobre el papel, pueden complementarse a la perfección. El primero ya ha demostrado su poderío ofensivo en innumerables ocasiones, y el segundo viene avalado por una soberbia defensa en la NCAA y unas buenas sensaciones en la Summer League. Tales son las esperanzas puesta en el ex de Kansas que hasta rechazaron categóricamente incluirle en un supuesto traspaso por Irving.

Junto a ellos, Chriss, Bender, Ullis, Jones o Warren, deben seguir creciendo guiados por unos ya “veteranos” Bledsoe y Knight, aunque este ultimo se perderá toda la temporada tras una grave lesión.

La paciencia debe volver a ser una virtud en Phoenix. Hacer crecer a sus jóvenes y estar en buena posición para cuando los punteros del Oeste bajen sus brazos, ellos estar preparados para tomar esos puestos.

Aspecto clave: El desarrollo de sus jóvenes alrededor de Booker y Jackson.

Pronóstico: 30-35 victorias.

 

Sigue leyendo esta historia
¡Esto es publi!

Estudiante de Periodismo Deportivo. Editor de SweetHoops.com. Puedes escucharme en Banana Boat Podcast.

Haz click para comentar

¡Deja una respuesta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Artículos NBA

¡Esto es publi!

Lo Más Visto

Si te ha gustado…

Sweet Hoops se mantiene gracias a sus lectores. Si te ha gustado este artículo y puedes, ayuda a mantener este sitio donando por PayPal. Gracias!





Alley Oop