Síguenos en redes

Sweet Hoops

Las vueltas de la vida… y de las elecciones del Draft

Artículos NBA

Las vueltas de la vida… y de las elecciones del Draft

‘Los jugadores de la NBA son mercancía con la que negociar’. Estamos hartos de oír esta sentencia por parte de analistas de la liga e incluso de los propios jugadores (Jason Williams llegó a declarar que eran como ‘prostitutas de lujo’).

‘Los jugadores de la NBA son mercancía con la que negociar’. Estamos hartos de oír esta sentencia por parte de analistas de la liga e incluso de los propios jugadores (Jason Williams llegó a declarar que eran como ‘prostitutas de lujo’).

Lo cierto es que los equipos hacen y deshacen a su antojo y poco tienen que decir los jugadores al respecto.

Sin embargo esta, a priori envidiable, potestad de los General Managers, en ocasiones se convierte en un rompecabezas en el que encajar todas las piezas adquiere una complicada solución.

La imposibilidad de pagar dinero en los traspasos (más allá de una pequeña cantidad) hace que muchas veces hacer más vistoso el paquete resulte realmente difícil. Por ello, la principal herramienta con la que cuentan los GM es la inclusión en los traspasos de elecciones del Draft.

Este baile de elecciones es cada día más habitual y cada vez se juega más a largo plazo. No es difícil empezar a ver traspasos en los que se incluyen elecciones posteriores a 2020 o 2022. Todo esto hace que en ocasiones, cuando un jugador se enfunda por primera vez una camiseta NBA, su destino haya pasado ya por las manos de multitud de equipos.

En concreto en el caso de los jugadores europeos que cruzan el charco, el hecho de que suelan ser escogidos en las posiciones en que más se dan estos traspasos (finales de primera ronda y segunda ronda), hace que sea difícil encontrar alguno en que su destino haya estado limpio de traspasos. Y si el jugador decide permanecer unos años en Europa en lugar de dar el salto inmediato, entonces las posibilidades se multiplican.

En diciembre de 2010 Magic, Suns y Wizards nos sorprendieron realizando un megatraspaso que acabaría con Arenas, Richardson y Turkoglu en Orlando, Carter y Gortat en Phoenix y Rashard Lewis en Washington. En ese mismo traspaso los Magic traspasaron también su primera ronda de 2011 a Phoenix. Dos meses después, los Suns mandaban a Goran Dragic a Houston a cambio de Aaron Brooks y metían una elección en el traspaso. Si Phoenix entraba en playoff sería esa elección, si no, sería la primera ronda obtenida de Orlando.

Los de Arizona quedarían décimos de su conferencia ese año. Llegó el verano y con él el Draft, donde los Rockets eligieron con el número 23 a Nikola Mirotic. Esa misma noche en Houston decidían enviar los derechos de Mirotic, junto con los del también recién elegido Parsons y el veterano Brad Miller a Minnesota a cambio de Jonny Flynn, los derechos de Motiejunas y una segunda ronda de 2012. Pero la noche aún era corta. Antes de acabar el día, los Timbervolves envían los derechos de Niko a Chicago a cambio de los de Norris Cole y Malcolm Lee.

Es decir, que en sólo seis meses, el destino del hispano-montenegrino había pasado por las manos de hasta cinco equipos.

NIko

Este tipo de bailes son ahora muy habituales, no tanto hace años. Aun así podemos encontrar casos como el de Carlos Delfino que, para cuando llegó a la liga allá por 2004, su futuro se venía cocinando desde hacía siete años, cuando en 1997 los Pistons decidían enviar a Ratliff y McKie, más una primera ronda de 2003 a los 76ers a cambio de Stackhouse, Montross y una segunda ronda. Dos años se quedó esta elección en poder de Philadelphia hasta que, en enero de 1999 deciden traspasarla a los Rockets a cambio de los derechos de Mirsad Turkan. Y otros dos más permanecería en Houston.

En Junio de 2001 el equipo tejano la mandaba a Atlanta a cambio de Terrence Morris y en 2002 los Hawks hacían lo propio para adquirir los derechos de Dan Dickau desde Sacramento. Sin embargo, en un doble tirabuzón de despacho, un año antes Kings y Pistons habían llegado a un acuerdo por el que los Kings recibían a Mateen Cleaves y los Pistons a Jon Barry además de una elección de primera ronda para 2003. Esta elección se convertiría finalmente en la recibida por Atlanta un año después. Así, Detroit recuperaba la misma elección perdida seis años antes y la utilizaba para elegir al jugador argentino en el Draft de 2003, aunque no debutaría en la liga hasta un año después.

El destino del español Alex Abrines también estuvo en el aire durante cinco años y paso por las manos de cuatro equipos, alguno de ellos incluso en dos ocasiones. Todo comenzó en Diciembre de 2011 cuando los Charlotte Bobcats traspasaban una futura segunda ronda de 2013 a los Thunder a cambio de Byron Mullens. En 2011, meses después de que los Boston Celtics fichasen a Jeff Green procedente de Oklahoma, se veían obligados a anular su contrato ya que se habían detectado problemas cardiacos en el jugador que le impedían la práctica de cualquier deporte. Los Celtics recurrieron a la liga alegando que los servicios médicos de los Thunder les habían ocultado información. La liga resolvió que, a pesar de no haber obrado de mala fe, los Thunder debían compensar a los Celtics con una segunda ronda del draft, la adquirida a los Bobcats seis meses antes.

Poco duró el futuro de Abrines en Boston, ya que sólo un mes después se veía envuelto en un traspaso a tres bandas con Portland y Houston, acabando la futura elección en estos últimos y con Courtney Lee llegando a Massachusetts. Pero aún quedaba un último movimiento. En el sonado traspaso que llevó a James Harden desde los Thunder hasta los Rockets, además de a Kevin Martin y a Jeremy Lamb, también llevó dos futuras elecciones del draft a Oklahoma. Una acabaría siendo Steve Adams; la otra, la que la liga les había obligado a ceder menos de un año atrás, con la que acabarían eligiendo a Alex Abrines en el verano de 2013.

Como ya hemos mencionado, cuanto más vayamos bajando en la posición de las elecciones del draft, más habitual es encontrarnos con estos bailes de derechos. No es tan habitual sin embargo encontrarlos en las primeras posiciones. Sin embargo este año son varios los casos que nos hemos encontrado.

Muchas líneas se han escrito ya sobre el traspaso de 2013 entre Celtics y Nets que cambió el futuro de ambas franquicias (una para bien y otra para mal), que llevó a Garnett, Pierce y Terry a New Jersey y que cuatro años después ha derivado en una primera elección para Celtics, traspasada a Philadelphia por dos primeras rondas de 2017 y 2018 y que los Sixers han usado para hacerse con Markelle Fultz.

celtics_nba_draft_markelle_fultz

En el número tres los Celtics han elegido a Jayson Tatum, pero esa elección originariamente pertenecía a Sacramento, quienes en 2015 la traspasaban a Philadelphia junto con Stauskas, Landry y Thompson a cambio de Gudaitis, Mitrovic y una primera ronda de 2017. Los Sixers acabarían usando esta elección para el mencionado traspaso con los Celtics a cambio del pick 1 de este año.

La quinta elección de este año pertenecía originalmente a Philadelphia 76ers, pero en un multitudinario traspaso en 2012 entre Magic, Nuggets, Lakers y los propios Sixers, en el que se vieron involucrados nombres como Vucevic, Harkless, Iguodala o Dwight Howard, la elección pasaba a manos de Orlando. En 2015 la elección volvía a Philadelphia junto con los derechos del recién adquirido Dario Saric a cambio de Elfrid Payton y una elección del draft (que Orlando acabaría traspasando y que se convertiría en el español Willy). Finalmente acabaría en Sacramento en el traspaso mencionado de Stauskas y compañía, convirtiéndose en la quinta elección de este año en la que los Kings elegían a De’Aaron Fox.

Estos son sólo algunos ejemplos de pasado o presente, pero lo cierto es que el futuro de muchos jóvenes jugadores está cocinándose ahora mismo. Para el Draft de 2020 por ejemplo, ya vemos algunos derechos que han cambiado hasta cuatro veces de dueño.

En 2015 los Cavs mandaban una segunda ronda de 2020 junto con Brendan Haywood y Mike Miller a Portland a cambio de dos ‘trade exceptions’ y dinero en efectivo. Un año después en Cleveland recuperaban esta segunda ronda a cambio de Anderson Varejao y una primera ronda protegida para inmediatamente mandarla a Orlando junto con Cunningham a cambio de Channing Frye. En Junio de 2016 este pick siguió viajando, en este caso hasta Los Angeles a cambio del jugador de los Clippers Wilcox. En resumen, esta ronda lleva dos años viajando en los que ha pasado por hasta cinco equipos y aún le quedan tres años hasta que se realice en el verano de 2020 ¿Por cuantos equipos habrá pasado para entonces?

Magic Johnson shakes hands with Los Angeles Lakers new General Manager Rob Pelinka. El Segundo, CA 3/10/2017. Photo by John McCoy/Los Angeles Daily News (SCNG)

Son las vueltas de la vida… y de las elecciones del Draft.

Sigue leyendo esta historia
¡Esto es publi!

Diseñador gráfico y amante del baloncesto. Autor del blog Momentos del Basket Fan de los T' Wolves desde los tiempos de Tom Gugliotta.

Haz click para comentar

¡Deja una respuesta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Artículos NBA

¡Esto es publi!

Lo Más Visto

Si te ha gustado…

Sweet Hoops se mantiene gracias a sus lectores. Si te ha gustado este artículo y puedes, ayuda a mantener este sitio donando por PayPal. Gracias!





Alley Oop