Síguenos en redes

Sweet Hoops

La NBA va en un cohete verde: Pimientos NBA especial Navidad

Actualidad NBA

La NBA va en un cohete verde: Pimientos NBA especial Navidad

Prácticamente ya en el ecuador de la temporada regular nos llega la Navidad, momento en que la NBA nos deleita con sus mejores galas y la tradicional jornada del 25 de diciembre con los mejores partidos toda la tarde-noche. Pero también toca repasar cuales han sido los mejores equipos y jugadores hasta la fecha y las grandes decepciones. Toca hacer balance, turrón y champagne en mano, y deleitarse con unos pimientos especiales listos para dar sabor a las copiosas comidas y cenas familiares de estos días.

LOS QUE PICAN

 

James Harden – Houston Rockets

El mejor jugador del mejor equipo. Y sí, Houston Rockets es el mejor equipo de la NBA ahora mismo con un impresionante 25-6 y eso que han acumulado dos derrotas consecutivas.

Desde la vuelta de Chris Paul estaban invictos, y es que el ex de Clippers ha cuajado a las mil maravillas con La Barba sin que este tenga que bajar sus prestaciones. Simplemente complementan sus descansos, con siempre uno de los dos en pista para generar todo el juego, y cuando coinciden se convierten en un bastión insuperable para todas las defensas.

Harden parece que juegue sin sudar y aún así da exhibición noche tras noche. Sin ir más lejos, en estas dos derrotas seguidas ha sumado 51 puntos en ambos encuentros. Lidera la liga en puntos y es tercero en asistencias, involucrando a todos sus compañeros a ese juego desde el triple que se ha convertido en el sello de identidad de estos Rockets. Sin duda candidato número uno al MVP ahora mismo.

Sus números:  32,5 pts; 5,1 reb y 9 as

LeBron James – Cleveland Cavaliers

Hay gente que piensa que ya hemos visto su techo, que debería empezar a bajar prestaciones, a descansar más… Nada de eso, El Rey sigue dando catedra y podríamos afirmar que está en su mejor momento de siempre. Palabras mayores, pero viables para él. Ahora sin Irving y esperando la vuelta de Thomas que le desahogue en tareas ofensivas, LeBron está promediando casi 30 puntos por noche con unos porcentajes astronómicos (57% en tiros de campo y 41% en triples) que son los mejores de toda su carrera.

Es tercero en puntos y segundo en asistencias, y los Cavaliers se han reenganchado a la senda del triunfo tras un inicio dubitativo. Ahora marchan 24-9 y el liderato del Este en un puño con Celtics y Raptors aún por delante.

Sus números: 28,4 pts, 8,2 reb y 9,2 as

Victor Oladipo – Indiana Pacers

A nadie se le escapa ya que Oladipo es la gran sensación de la temporada. A nivel de All-Star sin duda, principal candidato al MIP y en la pelea por el MVP por méritos propios.

La evolución de Dipo es total y está promediando los mejores números de su carrera en puntos, rebotes, robos y porcentajes de tiros de campo y triples. Indiana es su casa y volver le ha hecho convertirse en ese gran jugador que se esperaba cuando fue elegido en el segundo puesto del Draft. Además, está liderando a los Pacers a un esperanzador récord de 19-14 que de momento les coloca cuartos del Este, solo por detrás de los tres intocables.

Sus números: 25,2 pts; 5,4 reb y 3,9 as

Toronto Raptors (23-8)

Sin hacer mucho ruido están 23-8, siendo el equipo que menos partidos ha perdido en el Este y con el mejor balance en casa de la liga (12-1). El Norte es un fortín y los Raptors son tan sólidos que no podemos dejar de pensar en ellos en unas hipotéticas finales de Conferencia.

En verano parecía que el banquillo había perdido fuelle, pero los jóvenes talentos como Siakam, VanVleet, Anunoby o Siakam, han respondido a las mil maravillas y DeRozan no deja de evolucionar. Ahora también ha dado un paso más en la distribución del juego y promedia casi 5 asistencias, su tope histórico.

Han ganado 9 de sus últimos 10 confirmándose como uno de los mejores equipos ofensivos de la NBA. 111,3 puntos por partido dan buena muestra de ello.

 

Golden State Warriors (26-7)

Da igual que no esté Stephen Curry o Draymond Green, los Warriors han seguido aplastando a sus rivales igualmente. Les sobran recursos, talento y magia, aunque quizá a veces también les sobre algo de ego.

Durant ha liderado al equipo a la mil maravillas y sigue creciendo como defensor de élite, algo que a veces pasa desapercibido por su bestial producción ofensiva. Sin forzar la máquina como temporadas anteriores los Warriors parecen sentirse cómodos detrás de Houston con la sensación de que cuando quieran acelerar será en el momento oportuno para volver a revalidar éxito. Ellos son dueños de su destino y del destino del resto de equipos.

 

Boston Celtics (27-9)

Parece que han acusado el tremendo esfuerzo físico y mental de los primeros compases de la temporada y ahora han dado un paso atrás. Aún así deben estar entre los mejores porqué lo han demostrado desde el minuto 1 del primer partido.

Pese a perder 5 de los últimos 10 siguen liderando el Este y no se han bajado de ese puesto desde que lo tomaron hace ya muchas semanas.

Siguen haciendo gala de una defensa de súper élite, liderando la liga en Defensive Rating con 102,7 puntos. Irving sigue haciendo méritos para ser considerando al MVP y Tatum para el ROY, pero más allá de eso, el resto del equipo aporta en infinidad de facetas que otorgan a Boston un papel completo en ambos lados de la cancha y con una química en el vestuario que Brad Stevens se ha encargado de elevar a niveles extremos.

 

LOS SOSOS

 

Emmanuel Mudiay – Denver Nuggets

Tercera temporada y continua su involución. Hasta ahora su mejor campaña fue la de rookie, y en esta está firmando sus peores números debido también a un descenso de minutos importante. Parece falto de confianza y no ha aceptado el reto que le han propuesto jugadores como Gary Harris o Jamal Murray, que le han comido la tostada claramente.

Todos pensábamos que estábamos ante un proyecto de base revolucionario, con una velocidad brutal y una confianza ciega. Pero ahora, con la titularidad perdida, con unos números pobres y la llegada de algunos problemas físicos, parece que un cambio de aires es la única forma de volver a ver un buen Mudiay. Sus 21 años son su gran baza para regresar a los highlights.

Sus números: 9,6 puntos y 3,2 asistencias

 

Nerlens Noel – Dallas Mavericks

Llegó como proyecto ilusionante a mitad de la temporada pasada, y aunque sus minutos fueron de puesta a punto para este año, se le vieron cosas que podrían hacer pensar en Dallas que tendrían un nuevo proyecto de Tyson Chandler. Error. Desconocemos realmente lo que está pasando dentro de la franquicia texana, pero la situación es muy muy extraña.

Nerlens empezó la temporada con minutos y con algún que otro buen partido, pero de repente su participación se evaporó misteriosamente. Más tarde supimos que durante esos primeros partidos sufrió una lesión, pero no ha pasado por quirófano hasta hace apenas dos semanas, justo después de protagonizar uno de los episodios más cómicos de la NBA esta temporada: Irse a por un perrito caliente en mitad del partido.

Carlisle achaca su falta de minutos a la falta de esfuerzo, pero de puertas para afuera no parece que su relación sea mala. Ahora ya se ha abierto el período en el que Nerlens pueda ser traspasado, y no parece que vaya a durar mucho más cerca de Cuban. Así que cuando se “recupere” de su “lesión” podremos ver cual es el siguiente destino de Nerlens. De momento parece que Dallas podría estar intentado algún movimiento con Lakers que involucre también a Randle.

Sus números: 4 puntos y 4 rebotes en 18 partidos.

 

Jahlil Okafor – Brooklyn Nets

Un caso algo similar al de Nerlens pero con un final ya resuelto. O no… Okafor empezó su carrera fuerte, aprovechando las continuas lesiones de sus compañeros interiores en Philadelphia y que el equipo no tenía nada que perder, pero llegó la explosión de Embiid y todo se fue al garete. Cualquiera puede pensar que Joel y Jahlil son completamente compatibles en pista, personalmente yo también lo pienso, pero Brett Brown no, así que Okafor quedó relegado a un total segundo o tercer plano, mientras que “The Process” seguía acumulando focos y los Sixers empezaban a ganar.

Viviendo eternamente en el banquillo, llegó algo de luz para Okafor con el traspaso que le enviaba a los Nets, a priori un buen lugar para volver a jugar y sentirse importante. Pero de momento tan solo 1 partido jugado con Brooklyn donde empezó con 10 puntos y 4 rebotes. Pero ahora está siguiendo un plan especifico de entrenamiento para recuperar la forma, hasta entonces no pisará el parqué para jugar.

El temor es que viendo su tendencia a coger kilos y con las Navidades de por medio, esa puesta a punto puede tardar más de lo esperado…

Sus números: 6,6 puntos y 4,3 rebotes en 3 partidos

 

Charlotte Hornets (12-21)

El proyecto de Jordan pierde fuelle a marchas forzadas. Parecía que la llegada de Howard les podía dar ese plus interior que les faltaba en temporadas anteriores, y pese a que “Superman” parece recuperar poderes por momentos, lo cierto es que el experimento no está funcionando.

Kemba Walker sigue a un nivel muy alto, pero está muy solo. Malik Monk está siendo la gran decepción entre los rookies de primera fila, los problemas físicos de Batum y Kidd-Gilchrist son un dolor de cabeza, y Kaminsky aparece demasiado a cuentagotas. Quizá Jeremy Lamb sea el único que está rindiendo a un nivel acorde a su status.

Lejos de eso, Charlotte no tiene demasiados más activos, y aunque debería con eso ser suficiente para luchar por Playoffs, a día de hoy están demasiado lejos. Sólo 2 victorias lejos de Carolina del Norte y novenos por la cola en Offensive Rating con 105,3 puntos. Muchos deberes para un Steve Clifford en la cuerda floja.

 

Memphis Grizzlies  (10-23)

No contar con Mike Conley es un drama, pero tanto? Memphis tiene a uno de los mejores pívots del mundo, y aunque siga a un nivel estelar, quizá no esté llevando del todo bien esté bajón del equipo porqué nunca se había visto abocado al fracaso.

Los Grizzlies perdieron su ID competitiva con la salida de Randolph, Carter o Tony Allen, pero algo hacía pensar que muchos de los nuevos jóvenes del equipo de Tennesse podían ir adquiriendo ese papel. Puede que aún sea pronto para ello, pero de momento la decepción es mayúscula.

Son el segundo equipo que menos anota (97,1 puntos) y el último en ritmo de juego, y obviamente en una NBA cada vez más dinámica, a menos posesiones y más transiciones, jugar andando se penaliza. Parsons ya ha confirmado su desastre, McLemore también parece ya una causa perdida y si miras más allá no se ve nada a lo que aferrarse. La única buena noticia es Tyreke Evans y veremos lo que les dura… Toca cambio de chip total en Memphis, lo que podría empezar por mover a sus dos estrellas y empezar de cero. Tarde o temprano todos deben pasar por ahí, menos si te llamas San Antonio claro.

 

 

Sigue leyendo esta historia
¡Esto es publi!

Estudiante de Periodismo Deportivo. Editor de SweetHoops.com. Puedes escucharme en Banana Boat Podcast.

Haz click para comentar

¡Deja una respuesta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Actualidad NBA

¡Esto es publi!

Lo Más Visto

Si te ha gustado…

Sweet Hoops se mantiene gracias a sus lectores. Si te ha gustado este artículo y puedes, ayuda a mantener este sitio donando por PayPal. Gracias!





Alley Oop