Síguenos en redes

Sweet Hoops

La recuperación Celtic y la sorpresa de Detroit: Pimientos NBA Semana 3

Rankings NBA

La recuperación Celtic y la sorpresa de Detroit: Pimientos NBA Semana 3

Una semana más, aquí va nuestro Ranking de Pimientos NBA: El sube y baja más picante que podrás ver. Aunque solo sea por el nombre.

Nos acercamos al mes de competición y la NBA sigue poniendo poco a poco a cada uno en su lugar. Del bajón de los Cavaliers, al que ya nombramos a la baja en nuestros últimos pimientos, al auge de los Celtics o de equipos como Orlando y Detroit en el Este, pasando también por las sorpresas y desventuras que también se dan en el Oeste. Una semana más, aquí van nuestro Ranking de Pimientos NBA: El sube y baja más picante que podrás ver. Aunque solo sea por el nombre:

LOS QUE PICAN


Kristaps Porzingis – New York Knicks

El letón se está confirmando ya como una estrella de la NBA. O quizá como una superestrella, papel que solo le podrá quitar pensar que en los Knicks está demasiado solo. Para enmarcar su partido del pasado domingo contra los Pacers en los que firmó 40 puntos con un 60% en tiros de campo, 8 rebotes, y 6 tapones.

Atrás han quedado ya los abucheos que recibió en su elección en aquella noche del Draft de 2015. Poringis es el unicornio definitivo, y la única herencia buena que dejó el paso de Phil Jackson por la Gran Manzana.

Sus números: 30 puntos, 7,5 rebotes, 2,3 tapones


Bradley Beal – Washington Wizards

Partidos de 40 puntos (vs. Suns), 38 (vs. Toronto) y 36 (vs. Cavs). Mucho se ha hablado este año del papel que pueden jugar los Wizards como alternativa en el Este debido a la caducidad ya presente del proyecto de Toronto, la mala racha que atraviesan los Cavs, o los problemas que puedan tener en Playoffs un equipo demasiado joven como los Celtics. Allí, el carácter de Wall tiene su mejor aliado en un escolta que este año tiene que confirmarse entre los mejores artilleros de la liga. A lo Klay Thompson.

Bradley Beal de seguir a este ritmo debería ser este curso All Star en un Este carente de exceso de estrellas. Y no solo por sus números, sino también por su capacidad para ser el compañero que hace falta a cualquier gran proyecto. Hace mucho que se dejó de hablar (y cuando se hizo fue timidamente) de una supuesta lucha de egos con Wall por ser la referencia del equipo.

Sus números: 28,2 puntos, 4,6 rebotes, 3,2 asistencias


Tyreke Evans– Memphis Grizzlies

Aunque en los últimos partidos ha comenzado ya como titular, su alternancia con el banquillo hace plantear a Tyreke Evans como uno de los candidatos a Sexto Hombre del Año. El ex de los Kings ha brillado en lo que va de noviembre a un nivel excelso, recuperando esa forma, tiro y visión de juego que le hizo ser el número 4 del Draft de 2009. La liga no parece no haber tratado bien a este jugador, que parecía necesitar un equipo ordenado para brillar a su nivel.

Ojo con los Grizzlies, que como siempre en su faceta de mini-Spurs han conseguido armar un equipo competitivo encontrando joyas en los que otros desechaban. Y Tyreke, con un salario de 10 millones en una época en la que se pagan los puntos desde al posición de alero más que nada, es el mayor ejemplo de ello.

Sus números: 25,8, 1,5 robos, 4 asistencias


Boston Celtics

Los Celtis han marcado para bien y para mal el inicio de la NBA. La lesión de Hayward parecía lastrar un equipo joven que se había quedado sin banquillo para obtener una vía rápida hacia la cima. Pero no amigos, los chicos de Stevens dominan el Este con paso firme. 10 victorias consecutivas si sumamos los de la semana en curso en un contexto además peculiar.

Y es que siempre se ha hablado de que el conjunto de Stevens tiene reticencias para comenzar bien la temporada. El curso pasado fue un ejemplo, costándoles entrar en funcionamiento hasta que Isaiah Thomas se puso en nivel superlativo. Ahora no hay Isaiah, pero sí un Irving que se ha grabado a fuego aquello de encontrar un equipo en el que ser un líder y que le llevó a salir de Cavaliers.

¿Quién es realmente Kyrie Irving dentro de la NBA?

A esto hay que sumar la encomiable aportación de Jayson Tatum, a sus 19 años uno de los rookies más hechos, y el paso adelante de Jaylen Brown, primera pieza de la camada del año pasado que parece responder claramente a las expectativas (si tenemos en cuenta que tanto Embiid como Saric habían sido drafteado en otros cursos). Si al final aportamos la pizca de tener a uno de los mejores entrenadores de la NBA que ha acertado al añadir a Aron Baynes al quinteto, lo tenemos todo. Estos Celtics están muy vivos. Y les falta Hayward.


Detroit Pistons

Detroit ha sido en los últimos años uno de esos equipos decepcionantes. Lo bueno es que este año están empezando de forma magnífica. Lo malo, que aún tienen tiempo de volver a las andadas.

Andre Drummond parece haber echado a un lado el fantasma de Howard y está rindiendo de nuevo a nivel All Star, a lo que se suma un cúmulo de jugadores entre los que destaca Tobias Harris, aquel alero que salió de Orlando sin haber conseguido llegar a un nivel excelso, y que parece que ya no lo conseguirá, pero sí que puede aportar buenas cosas al juego de los de Van Gundy. Pero lo que parece el punto diferencial sin embargo es Avery Bradley, un Joe Dumars 2.0 que hacía mucha falta por Detroit. Ya no se depende de que Reggie Jackson -algo eclipsado- haga un partido de 30 puntos, o de que Drummond sume un 20+20. El equipo funciona ahora de forma coral. Por el momento los Pistons marchan segundos del Este. Un Este revuelto eso sí, y del que han sabido pescar victorias como hacía tiempo que no se veía por la Motown.


LOS SOSOS


Jonas Valanciunas – Toronto Raptors

El lituano lleva dos temporadas transitando la peligrosa línea que te separa de ser titular al ostracismo. La misma que recorrió Bargnani por ejemplo. Ha regresado de su lesión para aparecer como titular haciendo pareja con Ibaka y desplazar en minutos a Siakam y Poeltl, dos jóvenes que había trabajado bien sus partidos hasta la fecha.

Valanciunas parece andar completamente desconectado del clima de nuevos pívots que hay en la NBA. Demasiado ligero para ser un mortero en la pintura a lo Whiteside, demasiado tosco para crear algo más que músculo interior como hacen Jokic o Marc. Su problema, principalmente, es que no destaca. Se comenta que a Casey no le atrae demasiado jugar con Valanciunas pero que lo hace por falta de alternativas. Veremos cómo discurre la temporada, porque Toronto podría tener ahora pívots -los citados antes más Nogueira- para desplazar al lituano y dar más presencia a un Ibaka que pueda dar pie a jugar con un equipo más pequeño.

Sus números: 9,6 puntos y 7.8 rebotes


JR Smith – Cleveland Cavaliers

Sus porcentajes han tenido buena parte de la culpa de la racha que tiene Cleveland en los que va de temporada. JR se enfadó cuando se dijo que Wade iba a ser titular. Wade notó que no estaba a nivel físico y regresó al banquillo. JR Smith recuperó su sitio, y ahí comenzó lo peor para los Cavs.

Así se puede resumir la secuencia de un jugador que el año pasado además de anotar destacó con sorpresa por su defensa y su entrega. Pero amigos, JR es JR, y nuca sabes cuando una cabeza loca va a pedir volver a tomar el control de nuevo.

Sus números: 6,9 puntos con un 33% de acierto


Paul George – Oklahoma City Thunder

Con Paul George es difícil hablar cosas malas. Aporta su parte en el nuevo Big-Three de OKC. Pero es cierto que mientras Carmelo se ha afianzado en su versión de ejecutor a PG le está constando encontrarse, y eso se ve especialmente en defensa, donde durante la mala racha de OKC se le ha visto especialmente poco implicado.

El equipo tiene con él en cancha un -7 en los últimos partidos. Pero más allá de datos, donde como decimos no vamos a pillar a PG, se trata de un tema de sensaciones.

Sus números: 19,3 puntos, 7,3 rebotes, 1,8 asistencias


Milwaukee Bucks

El equipo de moda de las últimas semanas (por Giannis) se ha topado con un muro en los últimos días. Tiene un récord de 4-6 , está en la parte baja del Este, y las cosas no acaban de funcionar. Lo que parece más preocupante es su carencia de rebote, donde es el último equipo de la liga.

Si como decimos se comenzó hablando el curso de Giannis como candidato a  MVP y los Bucks como franquicia a tener en cuenta en el Este, todo se viene abajo al ver este dato en el rebote. Han buscando un cambio con la llegada de Bledsoe sacrificando al que era uno de sus puntales interiores; Greg Monroe. No sabremos cómo les saldrá, pero a priori no parece un acierto para saldar esta carencia. Maker y Henson, grises en este comienzo de curso, deberían demostrar algo.


Oklahoma City Thunder

Que un equipo con un Big-Three así solo anote más puntos por partido que seis equipos de la liga también denota que algo falla. Los Thunder estarán arriba del Oeste sí o sí al final de la campaña, pero por ahora están amasando unas derrotas que le afectarán en el récord.

Como hablábamos antes, el encaje de Paul George parece no estar siendo el óptimo, pero si hablamos de problemas los vemos en su banquillo, donde no aporta nada casi nadie más allá de Jerami Grant o Felton. Dos jugadores que en una plantilla que aspira al anillo no deberían ser los que más puntos aportan desde la banca. La recuperación de Patrick Patterson, que ha empezado a jugar esta semana, quizá cambie algo esta situación.

 

Sigue leyendo esta historia
¡Esto es publi!

Escribo mucho y soy de Zaragoza. Director de Sweet Hoops.

Haz click para comentar

¡Deja una respuesta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Rankings NBA

¡Esto es publi!

Lo Más Visto

Si te ha gustado…

Sweet Hoops se mantiene gracias a sus lectores. Si te ha gustado este artículo y puedes, ayuda a mantener este sitio donando por PayPal. Gracias!





Alley Oop